Con el cinismo que reinó en gobiernos de tiempos idos, cuatro ayuntamientos pretenden engañar a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) al suplir el cobro del alumbrado público por otra “figura”, tras de que el máximo tribunal ordenó la cancelación del DAP (Derecho de Alumbrado Público).

Dispuestos a no perder la jugosa tajada que representó por años ese impuesto y que las autoridades municipales calificaron como una obligación colectiva, inventaron en Aguascalientes capital, San Francisco de los Romo y Rincón de Romos la “Aportación Social del Alumbrado Público” (ASAP) y en Jesús María el de “Uso y Mantenimiento de Luminarias en Áreas Públicas (UMLAP).

En ambos casos es una flagrante violación al mandato del Poder Judicial de la Federación, lo cual puede traer consecuencias para presidentes o presidentas municipales, su órgano edilicio y los respectivos secretarios de Finanzas, además al Congreso del Estado que aprobó las citadas leyes y a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que ya aceptó ser el enlace del cobro a través del recibo mensual de energía que entrega en los domicilios.

La Corte definió como ilegítimo el DAP, dictaminando que ya no se cobrara y aún así continuó a lo largo del segundo semestre del presente año, además debería eliminarse en la propuesta de ingresos de 2020, lo que está claro que fue así, al saltarse a la torera tal disposición.

De aceptar el acuerdo, el ayuntamiento de Aguascalientes dejaría de ingresar entre 120 y 150 millones de pesos y los otros municipios el equivalente al 10% de sus leyes de ingresos, por lo que pasándose de listos idearon otra denominación para quedar en lo mismo.

Además de enfrentar posibles denuncias individuales y grupales, es casi un hecho que continuarán las demandas de las grandes empresas que históricamente se han negado a pagar un servicio que por obligación debe aportar el municipio (Art. 115 Constitucional) y que en su momento signifique el sustento para que la SCJN intervengan pero ahora para definir sanciones, que no serían nada agradables ni fáciles de pagar.

La facultad de la SCJN será determinante, toda vez que podría volver a dictaminar para que de una vez por todas quede claro lo que se pretende y los implicados acepten los fallos sin condición alguna, sólo que esta vez se acompañaría de castigos en base a lo que acordó cada quien.

El hecho de haber suplido la palabra “derecho”  por “servicio o aportación social” es un autoengaño, toda vez que por más que se busque esconder su esencia ésta salta a la vista, por lo que los ediles dan los elementos suficientes para que los ciudadanos tramiten amparos para no pagar y al mismo tiempo llevar a juicio a quienes pretenden falsear los hechos.

Aunque la CFE asiente que su papel será exclusivamente de aplicar el porcentaje respectivo y que más tarde lo entregará al municipio, se convertiría en cómplice de un hecho que surge desde las entrañas de la desobediencia a la ley.

Sólo resta esperar los acontecimientos, que como señala en párrafos anteriores, pueden no ser amables para los involucrados en una situación que deja entrever la ingenuidad de los ediles, al suponer que todo mundo aceptará que le saquen del bolsillo una cuota que legalmente ya no existe y que los magistrados dieron por cerrado el caso.

CALVILLO EN LA MIRA

Puede ser el momento oportuno del clarinazo, o demasiado temprano para abrirse de capa,  el caso es que los partidos de oposición en Calvillo iniciaron una campaña de denuncias en contra del ayuntamiento por presuntas fallas en los servicios públicos y en la atención general a la ciudadanía.

Tanto el PRI como el PRD encabezan las quejas ciudadanas por presunta desatención del gobierno municipal panista, al establecer que desoye la voz social, principalmente por fallas en el servicio de agua potable y del transporte público, además que ha dejado crecer la delincuencia y no hay un programa preventivo para reducir el número de suicidios.

Para el líder municipal del Partido Revolucionario Institucional, Genaro López González, “la atención de los servicios públicos se encuentra por los suelos”, principalmente por calles en mal estado, cortes en el suministro de agua durante un día a la semana en varias colonias y un deficiente servicio en la recolección de basura.

Una regla no escrita es que los organismos políticos contrarios al que está en el poder sean los que encabecen las imputaciones, mismas que se hacen antes y durante una campaña política, pero no después de que ha concluido y que apenas inicia la nueva administración, como es el caso de Calvillo, por lo que se infiere que lo hacen con anticipación para atraer la atención con miras a los comicios de diputados federales que tendrán lugar en 2021, para algunos una fecha aún lejana pero otros la miran a la distancia, ya que se está a menos de un año de estar en juego la nominación de candidatos, por lo que todos aquellos que creen escuchar el llamado asoman la cabeza.

La población en general no le da mayor importancia a las pretensiones que tengan sino que sus reclamos sean escuchados por las autoridades y queden resueltos, principalmente las condiciones en que se encuentra la cabecera municipal y otras localidades. Los hoyancos en diversas calles dificultan el paso de los vehículos motorizados “y peor aún – afirma López González -, las reparaciones se están realizando con pedazos de cemento del que quitan de otras vías”, además que el material que se ha utilizado para la pavimentación es de mala calidad por lo que en poco tiempo se deteriora y luego tardan meses en ser atendido.

En cuanto al agua entubada, dijo que el suministro no sólo es defectuoso sino que sin que se conozcan las causas un día a la semana se suspende en diferentes fraccionamientos, por lo que los habitantes tienen que estar preparados para atender la contingencia, cuestión que no obsta para que el cobro sea como si se hubiera otorgado todo el mes (a imagen y semejanza de lo que hace la empresa francesa Veolia en la capital del estado).

Por lo que se refiere a la recolección de basura los contenedores son insuficientes para almacenar el total de los desechos, lo que provoca que se deposite a un lado del recipiente y que luego se esparza por el lugar dando una pésima imagen a los visitantes.

De los inconvenientes que registra el municipio, el dirigente responsabiliza al alcalde Adán Valdivia, que lejos de cuidar la vigencia de Pueblo Mágico que tiene Calvillo, fija sus baterías en ser tomado en cuenta para las diputaciones federales, sin embargo su obligación primaria es con los habitantes del lugar y lo que venga como añadidura es porque cumplió con su cometido, que por ahora está lejos de lograrlo.

EN PENUMBRAS

Hace varios años que no ocurría en la Catedral Basílica y finalmente tuvo lugar ayer, al celebrarse la misa de las siete de la mañana sin energía eléctrica, por lo que el canónigo Casimiro Serna tuvo que echar mano de celulares, velas y veladoras para llevar a cabo la ceremonia. La última vez fue con el canónigo Jesús Romo (q.e.p.d.), quien apenas iniciaba el rito de las 19 horas cuando el recinto quedó a obscuras, por lo que de inmediato se colocaron varios cirios que permitieron cumplir la encomienda. Son cuestiones anecdóticas que quedan en la memoria de quienes vivieron la experiencia y de cómo se logró salvar el suceso.