El domingo 14 de abril, Alicia Villarreal deleitó a sus seguidores en un concierto que combinó moda y música en un espectáculo vibrante. La cantante interpretó algunos de sus éxitos más resonantes, como «Te quedó grande la yegua» y «Ojo por ojo», ante una audiencia que llenó la mitad del recinto. Villarreal sorprendió con varios cambios de vestuario, comenzando con un deslumbrante outfit dorado, completo con capa y sombrero charro, que capturó todas las miradas.

Durante el evento, Eduardo Capetillo hijo se unió a Villarreal en el escenario para un dueto, destacando la colaboración entre ambos artistas en el marco de la gira que actualmente promocionan. La interacción entre los dos fue uno de los momentos destacados de la noche.

Alicia Villarreal continuó impresionando con sus cambios de vestuario; se vistió con un traje azul adornado con detalles dorados y una tejana a juego, mientras posaba en un trono rojo con dorado que evocaba una atmósfera regia. Más tarde, optó por un traje negro con detalles plateados y una tejana beige, mostrando su habilidad para combinar la elegancia con el estilo tradicional mexicano.