El Barcelona selló su boleto a la fase final de la UEFA Champions League gracias a su victoria de 0-4 en casa del Dínamo de Kiev. Los blaugranas tuvieron una noche mágica llena de reivindicaciones, en donde jugadores como Braithwaite, Griezmann y Puig pudieron llenarle el ojo a Koeman y a su afición.
El día de ayer comenzó la fecha cuatro de la Champions League, uno de los partidos más llamativos era el de Dínamo de Kiev ante Barcelona, ya que los catalanes llegaron a Ucrania sin Leo Messi ni Frenkie de Jong, así como las bajas por lesión de Piqué, Sergi Roberto y Fati.
Al no tener mucho riesgo en la competición europea, el técnico holandés decidió darle la oportunidad a los suplentes del Barça, y el once del equipo estuvo lleno de jóvenes y jugadores que no contaban con muchos minutos, tales como Firpo, Aleñá, Trincao, Braithwaite, o el central debutante de La Masía, Óscar Mingueza, quien cubrió muy bien la ausencia de Piqué.
En los primeros minutos los suplentes del Barcelona no quisieron arriesgar mucho y se vieron un poco temerosos, aunque eso no impidió tener algunas oportunidades que estuvieron cerca de terminar en gol, aunque del lado de los locales tampoco faltaron jugadas en ataque, las cuales no terminaron en gol gracias a las buenas intervenciones del capitán Ter Stegen.
La goleada blaugrana llegaría hasta la segunda parte, el primero en abrir el marcador fue el estadounidense Sergiño Dest con una colada de Braithwaite, el delantero le cedió el balón al lateral y el americano solo definiría de manera cruzada con pierna izquierda.
Al 57′ Martin Braithwaite marcaría su primer gol del partido con un remate en una jugada a dos toques proveniente de un tiro de esquina, y al minuto 70 marcaría su segundo de la noche por la vía del penalti, luego de una falta de Popov sobre el mismo Braithwaite.
Ya en el último suspiro del partido, Antoine Griezmann pudo reivindicarse con un gol de pierna izquierda para así quitarse un poco los fantasmas que lo acojan, y así dejar el marcador 0-4 y sellar el boleto del Barça para la ronda final.
En el otro partido del sector, la Juventus rescató los tres puntos con un gol de Morata en los últimos minutos, dejando un marcador de 2-1 sobre el Ferencvaros, antes Cristiano Ronaldo y Myrto Uzuni habían anotado para sus respectivos equipos.
Con este par de marcadores, el Barcelona y la Juventus ya se clasificaron a los octavos de final, aunque de momento el Barça se mantiene de líder como uno de los pocos con marca perfecta, seguido por la Juve con 9 puntos y hasta abajo el Ferencvaros y Dínamo con solo un punto.