Para ningún atleta ha sido un año fácil debido a las dificultades que ha presentado la contingencia sanitaria que pegó en México desde marzo pasado, sin embargo, el ciclismo ha tenido mayor margen de adaptación gracias a la naturaleza de su competencia. Esto fue bien aprovechado por la pedalista Brenda Santoyo que tuvo la oportunidad de tener actividad en muchos eventos diferentes sumando un año lleno de preseas, podios, aprendizaje, pero sobre todo experiencia que servirá de aquí en adelante pensando en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 con plazas aún por confirmar por parte de la Federación Mexicana de Ciclismo.
Antes de la pandemia, el primer trimestre del año fue espectacular para Brenda que se adjudicó tres metales dorados en la Copa Federación de Pista disputada en Aguascalientes y aprovechó el evento para competir en ruta con la rama varonil con la finalidad de foguearse en tiempos. Más adelante, en febrero tuvo varias preseas conseguidas en las siguientes fechas de la Copa Federación triunfando en estados como Morelos, Nuevo León y Guadalajara para en marzo irse a Panamá compitiendo en la Clásica del país centroamericano con otra medalla más a su colección, esta vez de bronce.
Ahí vino el momento más complicado con casi seis meses de inactividad al ser ese tramo el momento más complicado que vivió México dentro de la pandemia. Fue hasta septiembre cuando nuevamente Santoyo pudo competir en el Nacional de Ciclismo de Ruta sumando otra vez grandes resultados y a finales de mes viajó a Italia para competir en el Mundial de Ciclismo con una tremenda experiencia en su espalda. Para octubre ahora fue turno de sumar triunfos en el Gran Premio de San Luis y adjudicarse como la máxima campeona del evento, noviembre no fue diferente con su participación en La Vuelta a Colombia quedando entre las mejores 25 pedalistas de la competencia. El año ha tenido un cierre espectacular con el reconocimiento al ganar el Premio Estatal del Deporte 2020 en la modalidad de deporte convencional coronando un año tremendo que la sigue poniendo en lo más alto del deporte aguascalentense, pero también de todo México.