Deseable es que el siguiente ciclo escolar sea presencial y ya no virtual, ante la gran brecha digital que se dejó entrever sobre todo entre las clases más desfavorecidas con el inicio de la pandemia. Así lo señaló la presidenta de la Asociación Mujeres Jefas de Familia, Gwendolyne Negrete Sánchez.
Lo anterior luego de reconocer que no todos los niños pudieron acceder totalmente a plataformas digitales habilitadas y se quedaron con un rezago impresionante. Afirmó que fue casi medio año en materia escolar, no perdido como tal, pero sí en el que muchos alumnos no pudieron adquirir los conocimientos que se requerían para continuar con una preparación óptima y sobre todo, para poder ser competitivos.
Por lo anterior, dijo que tendrá que evaluarse para ver cómo se compensa este tiempo relativamente perdido, luego de que para muchos niños fue muy difícil acceder a una plataforma digital, enviar tareas y ponerse en línea para recibir clases.
Finalmente, lamentó que muchos maestros no tuvieran los conocimientos en habilidades digitales y aunque el IEA asignó cuentas en Google Classroom, muchas no fueron utilizadas porque tristemente los docentes no sabían utilizarlas.

“Los niños no tenían los medios suficientes, no contaban con una computadora o una laptop para poder hacerlo (…) no contaban con el servicio de internet, en los que, dicho sea de paso, subieron los precios. Para ellos era humana y materialmente imposible poder hacerlo”, Gwendolyne Negrete, A.M. Jefas de Familia.