Sería interesante conocer el “jugo” político que han conseguido las sucesivas administraciones municipales de Aguascalientes de la concesionaria de agua potable, que entre amagos que “te vas” si no cumples llega al final del trienio y ahí sigue, sin embargo las advertencias sirven para mantener la expectativa ciudadana que habrá un servicio oportuno.

Desde 1994 en que se privatizó esta obligación – que constitucionalmente debe otorgarla a la autoridad municipal -, ha estado sobre la mesa el amago a la empresa de que habrá “sanciones” si continúan las fallas, lo que lógicamente no se materializan. A lo único que se compromete es que “ahora sí” se solucionarán todos los problemas.

Hasta el pasado reciente el alcalde o alcaldesa en turno aseguraba que ejercía una vigilancia muy estrecha sobre la firma francomexicana, por lo que los habitantes de la ciudad capital podían tener la seguridad que se velaba por sus intereses, aunque más bien sus actos se orientaban a fortalecer al candidato de su misma filiación para que ganara los comicios, en tanto la oposición aprovechaba la circunstancia  para ofrecer que si triunfaba habría un cambio radical.

Nada de eso ha sucedido en casi cinco lustros, sin importar el cambio de colores y siglas.

Actualmente la concesión sirve para apuntalar la reelección, por lo que es reiterativo escuchar que será cancelado el título, lo que de ocurrir sería hasta 2024, pero mientras tanto hay que utilizar esta bandera para seguirse de frente y llegado el momento se tendrá una respuesta a modo.

Es el turno del regidor de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado, Oscar Estrada Escobedo, quien afirmó que se cumplieron los noventa días para que Veolia (antes CAASA) presentara el documento sobre las mejoras que llevaría a cabo, lapso en que – aseguró – no ha habido cambios.

Lo único que se tiene es un proceso de mercadotecnia, pero no de eficiencia, por lo que “es urgente que haga los cambios comprometidos y en lugar de pintar casas, hay que arreglar los tubos, el sistema, el drenaje existente en el municipio, además desde que llegaron el tema del cobro está pésimo, pues modernizaron su sistema, pero lo que antes se tardaba diez minutos para imprimir un recibo ahora se lleva una hora”, apuntó.

Aunque la Comisión Reguladora de Energía Eléctrica autorizó una disminución de 15% a las tarifas de este servicio, en la práctica no se aplicó y tan no se hizo que hace unos días los once ayuntamientos del estado expresaron su descontento por el exorbitante cobro que aplica la Comisión Federal de Electricidad, que en varios municipios llegó al extremo de suspender el suministro en algunos pozos ante la imposibilidad de pagar el incremento.

Lo anterior sería una de las razones para que Veolia aplique un alza en los recibos, por lo que se requiere que la Comisión “Ciudadana” de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Aguascalientes (CCAPAMA) ejerza sus funciones de vigilar para se apegue a la norma.

Se entiende que el crecimiento demográfico en el municipio capitalino obliga a que exista un mayor consumo de agua, pero es algo que la corporación debe planear con la suficiente antelación y no esperar a que falte aquí y allá, para entonces enfrentar el entuerto. Al ser una empresa privada debería existir la excelencia en su labor, pero aplican el “me vale”, porque como todos los monopolios sólo hay de una sopa, consecuentemente los habitantes deben conformarse con lo que está a la mano y si no les gusta que le hagan como quieran, porque lograr que el gobierno de la ciudad vaya en su ayuda sería un milagro.

VERDAD A MEDIAS

Los dos principales partidos, PAN y PRI, garantizan que para las elecciones municipales de junio próximo los jóvenes y mujeres irán por delante, pacto con el que buscan “enganchar” la atención de los dos principales grupos poblacionales, no obstante, no es ninguna merced política, sino el apego a lo que dispone la ley electoral y los estatutos de cada partido.

Sobre lo anterior existe una “tabla” que señala los porcentajes de candidaturas que corresponde a cada segmento, tanto de hombres y mujeres, como de jóvenes, por lo que de no cumplirse vienen los problemas de quienes perciben que fueron violados sus derechos políticos, lo que deriva en demandas ante los tribunales y que de última hora se hagan cambios en las fórmulas.

De manera particular llama la atención lo que dijo el presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, Enrique Juárez Ramírez, que para el proceso 2019 que tendrá lugar en los once municipios, tres candidaturas serán para jóvenes menores de 35 años y seis encabezadas por el género femenino.

Aunque es el titular del instituto político, quienes toman las determinaciones son los órganos de gobierno interno y que se sepa hasta el momento no se ha definido cómo se hará la distribución, que por obligación tiene que hacerse como lo disponen los reglamentos, particularmente el Consejo Político Estatal deberá “escuchar  las opiniones de los Consejos Políticos Municipales”, además la paridad de género es obligatoria en la confección de las fórmulas y una tercera parte de los candidatos deben ser jóvenes.

Por lo tanto, lo señalado por Juárez Ramírez no es una concesión sino el mandato estatutario, pero no basta con ello porque falta por saber si el PRI irá en coalición, que de ser así el partido-acompañante tendrá derecho a recibir una tajada y si son dos o más los aliancistas se achicarán las posibilidades de los priistas, como ya sucedió en las últimas elecciones, asimismo tiene que considerarse lo que disponga el Comité Ejecutivo Nacional, que en 2018 modificó el listado a diputados locales y uno de ellos, que iba para un distrito, finalmente pasó a la cabeza de las “plurinominales” con lo que se aseguró el escaño del que hoy goza.

De lo mencionado por el dirigente, que seis ayuntamientos están “apartados” para las mujeres y otros tres para militantes que no excedan los 35 años de edad, a los miembros varones de 35 años en adelante les queda un margen mínimo de participación, por lo que si alguno quiere figurar tendrá que conformarse con lo que le asignen, que puede ser como suplente de algún varón, porque en las femeninas las seis serán del mismo género.

Si antes quedaban varios magullados ahora será mayor el número, no obstante que el grueso de los afiliados y adherentes al tricolor son personas en plena madurez y longevos, que podrán tener una experiencia política envidiable pero sólo les queda atestiguar el paso de la procesión.

PROTECCIÓN

Aunque sea una medida extrema no queda de otra, por lo que es necesario instalar una barrera protectora frente a la puerta norte de la Catedral Basílica para protegerla de los “borrachazos”. Lo sucedido el sábado pasado es uno más de los encontronazos que ha tenido lugar por conductores que provienen de la calle Victoria y al pretender dar vuelta a Moctezuma siguen de frente, por lo que es preferible tomar las providencias adecuadas para evitar que sigan dañando al recinto religioso y pueda producirse una tragedia.

PLAZA SUCIA

Los botes para basura que están en la Plaza de Armas son tan, pero tan pequeños, que todos los domingos y los días en que hay algún evento lucen rebosantes a la mañana siguiente, con desperdicios sobre el piso, por lo que sería adecuado instalar recipientes con el doble de capacidad para evitar que siga ofreciéndose un espectáculo nada edificante y menos para una ciudad que es de las más limpias del país.