Alejandro León
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-En el País existen 11 mil 759 Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA) y Predios e Instalaciones que Manejan Vida Silvestre (PIMVS), donde pueden ser llevados animales asegurados por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).
Sin embargo, para vigilar que se cumpla con la normatividad, la dependencia federal sólo tiene 700 inspectores.
Arturo Berlanga, director de AnimaNaturalis México, cuestionó que entre 2019 y 2020, la Profepa sólo hizo 206 inspecciones a los 11 mil 759 UMAS y PIMVS.
De acuerdo con expertos, un ejemplo de cómo las inspecciones pueden llegar demasiado tarde es el caso del santuario Black Jaguar White Tiger, que durante esta Administración no había sido revisado una sola vez, pese a que desde 2019 había reportes de hacinamiento.
Blanca Alicia Mendoza, titular de la Profepa, señaló que recibieron la dependencia con un rezago administrativo.
Para la funcionaria, las inspecciones deben ser una opción final, pues antepuso la prevención y las denuncias populares.