Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador busca quitar autonomía técnica y de gestión a 16 órganos descentralizados y desconcentrados.
Mediante una iniciativa de reforma legal, el Ejecutivo pretende que los organismos sean adscritos a secretarías de Estado u otras entidades de Gobierno.
Además, desaparecerá la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), a menos de seis años de haber sido creada, aunque el resto sí seguirá funcionando.
La iniciativa, a la que Grupo REFORMA tuvo acceso, será enviada al Congreso, ya que los órganos que serán afectados fueron creados en ley, y por tanto, el Ejecutivo no puede modificarlos unilateralmente.
El cambio más profundo será para siete órganos descentralizados, que tienen mayor margen de autonomía, pues a diferencia de los desconcentrados, no forman parte de la estructura central de las secretarías, ni dependen jerárquicamente de sus titulares, sino que tienen personalidad jurídica y patrimonio propios.
La propuesta es que el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), pase a Gobernación; el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (Inapam) y el Consejo Nacional para el Desarrollo e Inclusión de las Personas con Discapacidad (Conadis), a la Secretaría de Bienestar, mientras que el Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve), estaría en la Secretaría del Trabajo.
El Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) será transferido a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), mientras que el Comité Nacional para el Desarrollo Sustentable de la Caña de Azúcar, estará en la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).
En tanto, el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA) quedará adscrito a la Comisión Nacional del Agua (Conagua), que es, a su vez, un desconcentrado de la Semarnat.
Los nueve desconcentrados que ahora serán direcciones generales o unidades en sus respectivas secretarías, o incluso dentro de otros órganos, son:
La Secretaría General del Consejo Nacional de Población (Conapo), que será enviada al Inegi, y por tanto, será el único órgano que quedará fuera del Poder Ejecutivo.
La Coordinación General de la Comisión Nacional de Ayuda a Refugiados (Comar), será parte del Instituto Nacional de Migración (INM); la Secretaría de Energía absorberá a las comisiones nacionales de Seguridad Nuclear y Salvaguardas, y para el Uso Eficiente de la Energía, mientras que la Sader se quedará con los servicios de Información Agroalimentaria y Pesquera, y el de Inspección y Certificación de Semillas.
En la Secretaría de Relaciones Exteriores estará adscrita la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo, mientras que la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes, quedará en el DIF nacional.
Y el Instituto Nacional de la Economía Social será un área de la Secretaría de Bienestar.

¡Participa con tu opinión!