CDMX.- Julión Álvarez ya se quitó de encima una pesada losa.
Tras un proceso, de casi cinco años, en el que fue señalado por lavado de dinero y figuró en la lista negra de la OFAC (Oficina de Control de Activos Extranjeros, dependiente del Departamento del Tesoro de EU), el cantante anunció ayer que le fueron retirados todos los cargos señalados.
«Desde agosto del 2017 tuvimos unos señalamientos. Fue un 10 de agosto cuando salimos a dar la cara, a decirles qué es lo que estaba pasando y afrontar todas las situaciones y temas por los cuales nos estaban señalando. Bendito Dios, hoy obtenemos una carta donde se menciona el nombre de Julio César Álvarez Montelongo, que he ido cumpliendo con todos los requisitos o ya no teniendo esos temas para poder ser señalado y poder ser excluido de la lista y poder reactivar mis actividades financieras como cualquier otra persona», expresó, en rueda de prensa, conmovido hasta las lágrimas.
«Hoy, 27 de mayo, es algo que podemos compartir. En la mañana me despiertan con esa noticia, me hablan mis abogados y me dicen ‘felicidades, amigo. ¡Estás libre!'», contó el músico, de 39 años.
Los pasos a seguir serán comprobar si, en efecto, ya fueron descongeladas sus cuentas, ver las dependencias a las que debe acudir para tramitar su visa y obtener los permisos necesarios para retomar el control de sus redes sociales y derechos sobre su música. (Staff/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!