La Universidad Autónoma de Aguascalientes amplió su Fondo de Pensiones y Jubilaciones a 1,300 millones de pesos, luego de inyectar recursos adicionales extracontractuales derivados de ahorros acumulados en la actual gestión.
Con ello, se brinda certeza del cumplimiento de la obligación contractual que tiene la máxima casa de estudios para con sus colaboradores jubilados.
Al respecto, el jefe del Departamento de Análisis Financiero y Control de Gestión de la UAA, Enrique Jiménez de la Hoya, comentó que en el Fondo de Pensiones y Jubilaciones se depositan aportes monetarios tanto de trabajadores como de la universidad.
Además, señaló que en 2017, al inicio de la actual administración, una de las principales tareas fue determinar el estado financiero de dicho fondo. Después de hacer el análisis correspondiente, se determinó que estaría seriamente comprometida su viabilidad en 2028. Por ello, se inyectaron 220 millones de pesos adicionales, a fin de extender su salud por 16 años más, es decir, hasta 2044.
Jiménez de la Hoya puntualizó que además se procedió a establecer medidas de racionalidad y ahorro en la UAA, que permitan seguir inyectando recursos a este fondo medular en la institución.
Asimismo, se han diversificado los recursos y buscado estrategias de inversión para generar mayores intereses que también ayuden en la tarea de extender el plazo de viabilidad del fondo.
Expresó que este tipo de acciones se han llevado a cabo desde una gestión responsable y transparente, y en pro de la salud financiera de la universidad.
Con estas medidas, además, existe la particularidad de haber dado un incremento de 59 años a la viabilidad financiera del fondo de los docentes, que es donde se encuentra la mayor parte de la obligación económica, lo que se traduce en tranquilidad para quienes integran este grupo.