Staff
Agencia Reforma

EAGLE PASS, Texas.- El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos acusó que Texas negó el acceso a agentes federales a un tramo de su frontera cuando intentaban rescatar a tres migrantes mexicanos que se ahogaron.
La versión del Gobierno federal surgió horas después de que el representante estadounidense Henry Cuellar afirmara que el Departamento Militar de Texas y la Guardia Nacional de Texas «no concedieron acceso a los agentes de la Patrulla Fronteriza para salvar a los migrantes» la noche del viernes.
Las autoridades mexicanas recuperaron los cuerpos de una mujer y dos niños el sábado en la madrigada, al otro lado de la frontera de Eagle Pass, Texas.
Las muertes ocurrieron en medio de crecientes tensiones entre Texas y el Gobierno de EU en relación con las normas de migración. El viernes, el Departamento de Justicia informó a la Corte Suprema de EU que Texas había tomado el control de un área en Eagle Pass conocida como Shelby Park y no permitía que los agentes de la Patrulla Fronteriza ingresaran.
El Departamento Militar de Texas indicó en un comunicado el sábado por la noche que una de sus unidades había buscado en el río después de que la Patrulla Fronteriza los alertara de la situación, pero no encontraron a ningún migrante.
El comunicado no abordó las afirmaciones del Gobierno de EU de que las autoridades de Texas habían «impedido físicamente» a los agentes de la Patrulla Fronteriza ingresar al parque en ese momento.
Anoche, la Cancillería mexicana lamentó la muerte de la mujer y los dos niños, y aseguró que dará seguimiento al «incidente».
Detalló que los cuerpos de los migrantes fueron recuperados por elementos del Instituto Nacional de Migración (INM) y de la Guardia Nacional.
Sobre la toma de Shelby Park por parte de agentes texanos, la dependencia indicó esto «potencialmente impacta los protocolos de asistencia y rescate de personas migrantes».
El parque se encuentra en un importante corredor para los migrantes que ingresan ilegalmente desde México.