Desde temprana hora de ayer, alrededor de las 6:00 de la mañana hasta entrada la noche, la parte sur del estado fue un caos, pues el tránsito vehicular se vio entorpecido con el paro de camiones de carga que sólo dejaron libre el carril de circulación izquierdo, ocupando los dos restantes para estacionar sus tráileres. La petición de choferes y autotransportistas es más seguridad en carreteras, así como el mejoramiento de la carpeta asfáltica.

Fue la Alianza Mexicana de Organización de Transportistas A.C. (Amotac) la que convocó a manifestación, en esta entidad, liderada localmente por José Luis Guillén González, quien explicó que, a lo largo del país, los operadores de transporte se enfrentan a una serie de dificultades, principalmente en materia de seguridad y de condiciones de las vías carreteras, así como avenidas citadinas que están en malas condiciones, como es el caso del Tercer Anillo de Circunvalación, la cual está llena de baches y bordos.

En este bloqueo parcial de la carretera 45 Sur, prácticamente desde la Central de Abastos hasta Nissan 1, participaron alrededor de 40 transportistas de la Amotac, quienes también demandaron la apertura de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, pues, prácticamente desde que se decretó el cierre de instancias gubernamentales, teniendo como pretexto la pandemia, es imposible dar continuidad a los trámites en la dependencia, ya que la atención se brinda por internet y por cita, lo que, además de engorroso, muchas veces no se concreta y, por tanto, no se da continuidad a las peticiones que hacia ahí se dirigen.

El dirigente Guillén González destacó que, cada año, la inseguridad en carreteras federales se llega a disparar hasta en un 70%, resaltando particularmente los asaltos cometidos por delincuentes, así como extorsiones por parte de policías federales, asuntos todos que afectan a los operarios. Es por todo ello que piden la intervención de las autoridades federales, principalmente.

De la misma forma, se propuso una mesa de diálogo con las autoridades estatales y municipales a fin de tratar los temas que a estos ámbitos les compete, como es la seguridad en las carreteras y caminos estatales, pero también las condiciones de las vialidades.

En particular, se refirió al Tercer Anillo periférico, que, en tanto no exista el libramiento poniente, es la única vía permitida para que los tractocamiones puedan circular, pero resulta que dicha ruta está en pésimas condiciones, lo que no sólo es insegura y riesgosa para los traileros, sino también para los habitantes de la ciudad que la utilizan para ir a su trabajo o casas. Así pues, son innumerables los accidentes que se registran en esta vialidad por, principalmente, presentar una carpeta asfáltica en terribles condiciones.

Fue una mañana y tarde complicada para la parte sur, en tanto que, aunque se pudieron tomar vialidades alternas para salir de la ciudad como la avenida Mahatma Gandhi, ésta tampoco estuvo en condiciones, una vez que también fue semibloqueada, impidiéndose el paso por los camiones, que fueron parados hasta el acceso a la comunidad de Los Arellano; y así permaneció hasta avanzada la noche, cabe apuntar.