Aline Corpus y Verónica Gascón
Agencia Reforma

TIJUANA, BC.- Pérdidas por más de 2 mil millones de pesos por día y al menos 2.1 millones de personas afectadas por falta de combustible en esta ciudad, Tecate y Rosarito, es el saldo del bloqueo que mantienen desde el domingo vecinos del ejido Maclovio Rojas en la Terminal de Almacenamiento y Reparto (TAR) de Pemex.
En protesta por la falta de regularización de sus tierras, habitantes del ejido impiden el paso de pipas para el abastecimiento de diesel y gasolina en la planta de Rosarito.
El bloqueo ha ocasionado que al menos 35 por ciento de las estaciones de gasolina de las tres ciudades estén cerradas, lo que ha afectado a la población, así como a las actividades turística, empresarial y educativa.
El Instituto Tecnológico de Tijuana (ITT) anunció la noche del pasado miércoles que suspende las clases presenciales. En los establecimientos que cuentan con combustible hay largas filas.
Coparmex Tijuana alertó que en esta frontera hay más de 800 plantas maquiladoras, con una flotilla de 4 mil 500 tráileres que mueven mercancía a nivel binacional, que se han visto afectadas.
«Los empresarios gasolineros nos llamaron con preocupación porque el abasto es poco», explicó Roberto Vega Solís, presidente del organismo.
Recordó que este fin de semana es el llamado «Memorial Day», un fin de semana largo para los estadounidenses que vienen a Baja California a disfrutar de las playas, «pero si no hay gasolina, (eso) está en riesgo», dijo.
Octavio de la Torre, presidente de la Concanaco, manifestó que la falta de combustible está dejando estragos en la vida productiva y económica de la entidad, pues el servicio público en la zona está ya limitado e impide que la ciudadanía se traslade a sus centros de trabajo.
Por cada día de bloqueo, dijo, se requerirán al menos dos días para reponer el suministro normal.
Se están viendo afectadas más de 70 mil unidades económicas de los sectores de servicios, comercio y turismo, que dependen críticamente de un suministro constante de combustible, destacó.
La Gobernadora Marina del Pilar Ávila reconoció que hay un desabasto importante de combustible y que analizan el suministro a través de pipas mientras se resuelve el problema.