A plena luz del día, en zona de alta afluencia y sin consecuencias para el responsable, es apenas una muestra más del desinterés oficial en el sistema de transporte urbano y, peor aún, en lo que sus sufridos usuarios tienen que sortear cada día para cumplir traslados obligados en su vida cotidiana.

¡Participa con tu opinión!