Rolando Herrera

Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 13-Dec-2019 .-La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) congeló 11 cuentas bancarias vinculadas con el Secretario de Seguridad Pública Genaro García Luna, entre ellas las de su esposa y una de sus hermanas, informó ayer su titular, Santiago Nieto.
«Una hermana y la esposa están relacionadas porque aparecen en las operaciones con transferencias de recursos», indicó.
García Luna fue detenido el pasado lunes en Estado Unidos acusado de haber recibido sobornos millonarios del Cártel de Sinaloa para brindarle protección durante los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón.
Nieto, quien fue entrevistado tras su participación en el foro «+Transparencia=-Corrupción», dijo que la UIF detectó una triangulación de recursos desde dependencias públicas a cuentas del exfuncionario.
Sin abundar en detalles, dijo que por esta transferencia presentarán una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) para que inicie una carpeta de investigación.
«Hasta este momento habíamos encontrado una transferencia por parte de dependencias públicas hacia una empresa y de ahí triangulación hacia cuentas del señor García Luna, es lo que denunciaremos en fecha próxima ante la Fiscalía General de la República», señaló.
Nieto dijo que estaba previsto que ayer por la tarde la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNVB) le entregara toda la información relacionada con García Luna que requirió tras darse a conocer su captura en Dallas, Texas.
«Yo esperaría que el día de hoy (ayer) a las cinco de la tarde podamos tener un monto total de estas 11 personas físicas y morales a las que se les hizo el congelamiento por el caso del señor García Luna y los montos, evidentemente», señaló.
Resaltó que la UIF seguirá la instrucción del Presidente Andrés Manuel López Obrador sobre continuar con las investigaciones a funcionarios de la actual Administración federal que tengan presuntos vínculos con García Luna.
«Nosotros vamos a proceder con la investigación», señaló el funcionario.
García Luna fue denunciado el pasado 4 de diciembre por el Departamento de Justicia por los delitos de tráfico de cocaína y conspiración ante la Corte Federal para el Distrito Este de Nueva York, en Brooklyn.
Hasta el momento, sólo se conoce públicamente la imputación que Jesús Zambada García, el «Rey Zambada», le formuló durante las audiencias del juicio de Joaquín El Chapo Guzmán.
En esas diligencias, Zambada aseguró que le entregó a García Luna dos maletas con al menos seis millones de dólares en efectivo.
De 2000 a 2006, García Luna se desempeñó como director de la Agencia Federal de Investigación (AFI) de la entonces Procuraduría General de la República (PGR) y de 2006 a 2012 como Secretario de Seguridad Pública, de la que dependía la Policía Federal.

¡Participa con tu opinión!