Jorge Ricardo Nicolás
Agencia Reforma

Oaxaca, México.-Pobladores del Ejido de Mogoñé, en el Municipio de San Juan Guichicovi, al este del Istmo de Tehuantepec, retuvieron momentáneamente el convoy donde iba el Presidente Andrés Manuel López Obrador en reclamo del pago de 3 mil hectáreas, que les fueron invadidas hace 40 años.

«Se está haciendo la petición hacia usted para el pago de la indemnización de las 3 mil hectáreas, señor Presidente. La Sedatu (Secretaria se Desarrollo Agrario) ya está por namás que nos está dando largas», le dijo al Presidente la secretaria ejidal, Rocío Jiménez Marcelino, representante del grupo que bloqueó con troncos secos y piedras la carretera transístmica Matías Romero-Coatzacoalcos.

«No queremos bloquear, pero si el 16 no se nos cumple, estaríamos tomando la carretera», agregó ante el Mandatario.

En el bloqueo de unos cien pobladores, le explicaron al Presidente, que venía de Salina Cruz, que hace 40 años les fueron invadidas por otros pobladores 3 mil hectáreas, y que tras varios años de juicio el Tribual Agrario ordenó el pago de la indemnización por parte del Gobierno federal, aunque la Sedatu pretende liquidar a 22 mil pesos por hectárea, cuando ellos tienen un avalúo de 240 mil pesos por hectárea.

Jiménez Marcelino le explicó que la Sedatu ha dado largas y que, en las ultimas semanas, cambió sin explicación una reunión del 6 para el 16 de junio, por lo que desde hace diez días han bloqueado el paso del tren interoceánico y que así seguirán si no logran un pago favorable.

El bloqueo es grave, pues por ahí corre el proyecto del Corredor Interoceánico, una megaobra que horas antes, en Salina Cruz, López Obrador había urgido terminar antes de 2024.

Ya en el bloqueo, el Presidente se comprometió a enviar al titular de Finanzas de la Sedatu, Víctor Martínez Bolaños, a la reunión del 16 para que coordine un trato justo, aunque les advirtió que se hará un nuevo avalúo.

«Nada mas les quiero decir una cosa bien clarito para que no haya malos entendidos», les dijo el Mandatario, «nosotros somos servidores públicos, el presupuesto es público, es dinero del pueblo, yo soy simplemente administrador de los dineros del pueblo».

Los pobladores dejaron pasar al convoy y se retiraron, aunque Ceferina Juárez, vocal del grupo, recordó que hace unos dos meses pasó por aquí el Presidente, también lo bloquearon y prometió un arreglo, pero sin que se solucionara nada.

¡Participa con tu opinión!