Jorge Ricardo
Agencia Reforma

FRONTERA COMALAPA, Chiapas.-De nueva cuenta, maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) bloquearon el paso al Presidente Andrés Manuel López Obrador en la entrada al Municipio de Frontera Comalapa.

La retención duró media hora, sin ningún acuerdo. El Mandatario permaneció en su camioneta, con el vidrio abajo, algunas veces negando lo que el gremio decía o pidiendo respeto.

“Si no hay respeto no”, dijo.

“No hay respeto de la autoridad para nosotros”, le respondió el líder magisterial que traía un altavoz

Los maestros reclaman el reinicio de mesas de diálogos con el Mandatario, la reposición de su caja de ahorro con la que podían obtener préstamos de instituciones financieras a muy bajo interés, así como el fin de su “régimen de excepción” que acusan tiene al ser regulados en el artículo tercero y no en el 121 de la Constitución.

“Es falso cuando dicen que es una mafia o que estamos apoyando a la derecha: jamás, porque nosotros venimos desde abajo, somos hijos de campesinos, de comerciantes, de obreros, de indígenas”, dijo el dirigente.

Los manifestantes también le reclamaron al Mandatario federal que le dieron su apoyo para llegar al poder.

“Y aquí dentro de las filas del magisterio también hay muchos que trabajaron para que el licenciado Obrador llegara a ocupar la Presidencia”, dijo el orador.

Más tarde, el Presidente publicó en su cuenta de Twitter que se topó con la CNTE y también un encuentro que tuvo con un grupo de mariachis católicos a la orilla de la carretera, quienes le dedicaron una pieza.