Bajo la amenaza de la impugnación por parte de las representaciones de los partidos políticos, el Consejo General del Instituto Estatal Electoral acordó ayer que éstos no deberán postular fórmulas femeninas a las diputaciones locales en contienda en el 2018, en los tres distritos en que hayan tenido menor votación durante la última elección.
Resolvió además que las fórmulas que postulen para dicha elección deberán integrarse por propietario y suplente del mismo género y también que al menos el 50% de las fórmulas deberán ser para ellas.
En el marco de la sesión extraordinaria celebrada este jueves, el presidente del órgano electoral, Luis Fernando Landeros Ortiz, dejó en claro que estas reglas para garantizar la paridad de género en el proceso electoral local 2017-2018, atienden los criterios jurisdiccionales del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación sobre el tema.
Las mismas reglas sobre medidas afirmativas para garantizar la paridad de género aplicarán para las coaliciones y en el caso de las candidaturas comunes y las independientes, cabe la posibilidad de que la fórmula se integre por un propietario hombre y una suplente mujer, pero no a la inversa.
En ese contexto, el Consejo General aprobó además los topes de gastos de precampaña que los aspirantes a una candidatura de un partido político al cargo de diputado local, podrán hacer, de acuerdo al distrito que aspiren representar.
El promedio es de 120 mil pesos y el monto establecido para cada demarcación es, como lo dicta la ley, equivalente al 20% del tope máximo de gastos de campaña política del proceso local anterior, es decir, del 2015-2016.
Así, el distrito donde podrá gastarse más como máximo es el once con un tope de hasta 126 mil 154 pesos, correspondiente a la ciudad de Aguascalientes; en tanto que el tope más bajo corresponde al distrito dieciséis, con un gasto de precampaña permitido de apenas 90 mil 609 pesos.
En otro de los puntos de la sesión, el Consejo General del IEE emitió la propuesta de modelo de pauta relativo al acceso a radio y televisión de los partidos políticos nacionales acreditados en el estado, para sus periodos de precampaña, intercampaña y campaña política.