El administrador de la Central de Autobuses, Carlos Cruz Reyes, mencionó que la seguridad en las carreteras que conectan la entidad se ha mantenido estable, a pesar de la preocupación por la delincuencia que prevalece en algunas zonas.
Cruz Reyes, quien también es el delegado por el estado ante la Cámara Nacional de Autotransporte de Pasaje y Turismo, destacó la colaboración entre la Guardia Nacional y la Policía Estatal como un factor determinante en la protección de los viajeros. «El blindaje ha funcionado», afirmó, señalando que este esfuerzo conjunto ha beneficiado no solo a Aguascalientes, sino también a estados vecinos como Jalisco y Zacatecas.
A pesar de la percepción generalizada de inseguridad en las carreteras, Cruz Reyes aseguró que las líneas de autobuses no han experimentado impactos significativos. «El índice delictivo en nuestros autobuses es poco menos que nada», afirmó, añadiendo que el 90-95% de las corridas, incluso aquellas provenientes de estados lejanos, han transcurrido sin incidentes.
El administrador atribuyó este éxito a la estrecha colaboración entre las líneas de autobuses y las autoridades, quienes trabajan en conjunto para implementar medidas preventivas y disuadir la delincuencia.
Por último, hizo un llamado a la ciudadanía para que confíe en los servicios de autobuses, destacando la importancia de reportar cualquier incidente para mantener la seguridad en las carreteras.
La Central de Autobuses de Aguascalientes se posiciona como un ejemplo de cómo la colaboración entre el sector privado y las autoridades puede garantizar la seguridad de los viajeros en un contexto de preocupación por la inseguridad en las carreteras.