Martha Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Con un Consejo Político Nacional afín, Alejandro Moreno blindó su posición como presidente nacional del PRI.
Después de las elecciones del 5 de junio, en las que el tricolor perdió sus dos gubernaturas en juego, y tras difundirse los audios filtrados por la Gobernadora de Campeche, la morenista Layda Sansores, sectores priistas han solicitado la renuncia del dirigente del partido.
En respuesta, Moreno ha declarado que no tiene intenciones de dejar el cargo y que su objetivo es cumplir con el periodo para el que fue electo, el cual concluye en 2023.
Para ello, cuenta con un Consejo Político Nacional afín, que tiene entre sus facultades conocer la renuncia del presidente o secretario general del partido y aprobarla, de ser el caso.
Además del presidente y el secretario general del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), el Consejo lo integran representantes de cada uno de los sectores que conforman el tricolor, entre ellos diputados, senadores, dirigentes estatales y representantes de sectores y organizaciones, quienes han descalificado los señalamientos en contra de su líder y le han expresado públicamente su apoyo.
El 26 de mayo, los diputados federales, muchos de los cuales forman parte del CEN, manifestaron su respaldo a Moreno, después de que Sansores filtró los primeros audios, en los que presuntamente se escucha al priista regañar a colaboradores, ordenar pagos millonarios a estrategas de campaña y quejarse de sobornos a diputados.
«Nuestro dirigente no está solo, miles de priistas lo respaldamos. Sabemos de su valor, congruencia, valentía, visión, pero sobre todo, de su profundo amor por nuestro país y nuestro partido», señaló la bancada en San Lázaro a través de un comunicado.
Los dirigentes estatales del partido, incluidos los de las entidades que se perdieron el 5 de junio, también han manifestado su respaldo a Moreno. Entre ellos los de Tabasco, Chihuahua, Zacatecas, Durango, Querétaro, Tlaxcala, Puebla, Guanajuato, Oaxaca, Tamaulipas, Quintana Roo, Chiapas, Sinaloa e Hidalgo.
Alejandro Domínguez, presidente del PRI en Chihuahua, aseguró que los audios difundidos fueron editados con el objetivo de desprestigiar a Moreno.
Enrique Flores, dirigente en Zacatecas, afirmó que respaldará la permanencia del dirigente, porque los resultados electorales no dependen de las dirigencias nacionales, sino del sentir ciudadano.
En tanto, Noé Rodríguez, dirigente en Tlaxcala, adelantó que serán respetuoso del periodo para el que fue electo Moreno.

Sectores afines
El presidente del PRI también cuenta con personas afines en los sectores del partido.
Cristina Ruiz, al frente de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), lo «destapó» en febrero pasado como aspirante presidencial en 2024, e Ismael Hernández Deras, líder de la Confederación Nacional Campesina (CNC) es uno de los diputados federales que lo respaldaron abiertamente.
El 2 de junio pasado, previo a los comicios en los que se renovaron seis gubernaturas, el Consejo Político Nacional convocó a una reunión extraordinaria para incorporar y sustituir a consejeros por personas afines al dirigente nacional.
Entre ellos, el dirigente del PRI en Guerrero, Alejandro Bravo Abarca, quien aseguró que los ataques a Moreno son un ataque a la democracia; Lorena Haro, dirigente del tricolor en Jalisco y ex secretaria de Vinculación con la Sociedad Civil del CEN priista; Hecbel López Caballero, suplente de la diputada federal Paloma Sánchez, actual secretaria de Comunicación Institucional, e Israel Chaparro, encargado jurídico del CEN, a quien Moreno le pidió hacer uno de los peritajes a los audios filtrados por Sansores.
En medio de estas incorporaciones, el Consejo Político Nacional respaldó a Moreno al considerar que hay una persecución política en su contra.
«Las y los integrantes del Consejo Político Nacional refrendamos el respaldo a Rafael Alejandro Moreno Cárdenas, como presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional, contra la persecución política y las agresiones, difamaciones y embestida mediática que enfrenta por parte del Gobierno federal de Morena, por haberse opuesto valientemente y votar en contra de la propuesta de reforma eléctrica impulsada por el Presidente de la República», señalaron.
En tanto, corrientes del partido volvieron a pedir el miércoles la renuncia de Moreno, ante los malos resultados del 5 de junio. El dirigente priista reiteró que no va a dejar el cargo.

¡Participa con tu opinión!