Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó medidas de seguridad en torno al «búnker» donde se procesará el resultado de los conteos rápidos a la Presidencia, Congreso y gubernaturas el 2 de junio.
Además, se fijarán candados para las contraseñas que se entregarán a la presidenta del INE, Guadalupe Taddei, quien será la encargada de anunciar el resultado preliminar de la elección federal, y a los nueve presidentes de los institutos electorales locales para el resultado de las gubernaturas.
Los conteos rápidos muestran la tendencia de los resultados de la jornada electoral. En comicios anteriores se han dado a conocer antes de la media noche.
Desde hace tres semanas, en el estacionamiento del INE se instaló el local donde operará el Comité Técnico Asesor del Conteo Rápido, integrado por los 11 expertos que diseñaron el mecanismo.
Junto con ellos tendrán acceso 30 personas más, entre ellas 13 asesores de los especialistas, el secretario técnico del Comité, un coordinador de la operación en campo, una persona de sistemas, cuatro para soporte y seguridad informática, cuatro para el sistema cartográfico y seis más de logística y para el sistema automatizado de reportes.
De acuerdo con proyecto aprobado por los consejeros que integran la Comisión del Registro de Federal Electorales, el 2 de junio el espacio se abrirá tres horas antes de la hora en la que decida entrar el Comité, para comprobar que funcionen correctamente los sistemas.
Personal de seguridad del INE se instalará afuera para garantizar que sólo entren las 41 personas autorizadas, quienes portarán un gafete especial, y llevará una bitácora sobre entradas y salidas.
Al interior sólo funcionará la red local del instituto, la cual está blindada contra cualquier hackeo, y sólo servirá para recibir los datos de las casillas muestra, por lo que no tendrá acceso a ninguna página de internet o de correo electrónico.
Las personas autorizadas para ingresar no podrán llevar celulares o cualquier dispositivo de comunicación.
Sólo tendrán una línea telefónica que estará conectada con los teléfonos del enlace de Organización para reportar la información de los distritos rezagados, y con la Unidad de Servicios Informativos, por posibles fallas en los sistemas, así como con el secretario técnico, que enviará los resultados, y con Protección Civil interna.
Los alimentos al interior serán entregados por personal previamente seleccionado.
Para el envío del resultado, se usará un repositorio seguro donde se depositará, y al cual tendrá acceso el secretario técnico del Comité, quien enviará por un correo especial a las presidencias del INE y los OPLES.
En caso de que estos funcionarios necesiten que uno de sus asesores tenga acceso, deberá firmar una carta de secrecía. Habrá medidas para detectar si la clave se comparte con otra persona.
Los resultados podrían ir en dos vías: que sean concluyentes y permitan distinguir un ganador claro, y estimaciones que no permitan definir un contendiente ganador.

Corrigen errores
Los consejeros también conocieron los resultados de los tres simulacros que se realizaron para los conteos rápidos. Los expertos informaron que los errores se fueron corrigiendo, por lo que prevén que no habrá incidencias.
La Dirección del RFE reconoció que los únicos riesgos que podrían impactar a los conteos tendrían que ver con apagones prolongados, en los que no sea suficiente con las plantas de luz, y en menor medida la red de internet de donde enviarán los datos los capacitadores.
En el informe se establece que, a las 20:00 horas del 2 de junio, se generará un reporte de avance de las muestras de los 12 conteos rápidos.