Mircea Mazilu

El 22 de agosto se cumplen 322 años de la muerte de Carlos de Sigüenza y Góngora, una de las figuras más destacadas del siglo XVII novohispano. Escritor, filósofo, geógrafo, historiador, matemático, cosmógrafo, cartógrafo, erudito y científico, Carlos de Sigüenza y Góngora llegó a gozar de una reputación internacional, hasta el punto de que el rey de Francia, Luis XIV, lo invitó a formar parte de su grupo de sabios. A continuación, repasamos su biografía.

Nació en la Ciudad de México el 14 de agosto de 1645, siendo hijo de los españoles Carlos de Sigüenza y Dionisia Suárez de Figueroa y Góngora, así como sobrino del famoso poeta del Siglo de Oro español: Luis de Góngora.

A los 15 años ingresó en la Compañía de Jesús de Tepozotlán para realizar la carrera eclesiástica; después de siete años de formación jesuita, se mudó a Puebla para estudiar teología en el Colegio del Espíritu Santo. A continuación, realizó estudios en la Real y Pontificia Universidad de México, en donde recibió la cátedra de matemáticas en 1672. En 1682 fue nombrado capellán del Hospital del Amor de Dios.

Asimismo, Carlos de Sigüenza y Góngora trabajó para el rey español, Carlos II, lo que le permitió realizar diferentes trabajos de cartografía, astronomía, ingeniería, etc. Durante esta experiencia trazó el primer mapa general de México (1675).

Entre sus diversas actividades, destacan también la dirección de las primeras excavaciones de Teotihuacán (1675) y la publicación del primer periódico de la época colonial, denominado Mercurio Volante.

Algunas de sus obras son: Primavera indiana (1668), Glorias de Querétaro (1680), Manifiesto filosófico contra los cometas (1681), Infortunios de Alonso Ramírez (1690), Libra astronómica y filosófica (1690), Teatro de virtudes políticas que constituyen a un príncipe (1690), Trofeo de la justicia española (1691), etc.

Carlos de Sigüenza y Góngora falleció el 22 de agosto de 1700, a la edad de 55 años, dejando un enorme legado para la literatura y cultura mexicana. Junto a Juan Ruiz de Alarcón y Sor Juana Inés de la Cruz, es considerado uno de los mayores intelectuales del virreinato de Nueva España.

mircea.mazilu@hotmail.com