El SNTE en Aguascalientes analizará a detalle cómo quedará distribuido el 10% de incremento autorizado por el Gobierno federal a los maestros, entre el salario y las distintas prestaciones, informó el secretario general de la Sección 1 del SNTE, Ramón García Alvizo.
En el marco de las recientes negociaciones salariales entre el Gobierno Federal y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) a nivel nacional, el líder de la Sección 1 enfatizó la necesidad de revisar cada anexo correspondiente a educación básica, personal homologado y personal de apoyo y asistencia a la educación. Explicó que es crucial entender cómo se distribuirá este aumento, ya que no todo el 10% impactará directamente en los salarios, sino que una parte se destinará a prestaciones como despensa y material didáctico.
En relación al anuncio realizado por las autoridades federales, el secretario general expresó que, si bien el incremento del 10% es un avance, el sindicato siempre ha abogado por un aumento salarial que supere la tasa de inflación. Reconoció la complejidad del contexto presupuestario federal y la necesidad de atender a diversos sectores, pero reiteró la importancia de priorizar el despegue salarial de las plazas docentes, así como las demandas del personal de apoyo y asistencia a la educación.
En cuanto a la situación específica en Aguascalientes, destacó que, en términos de personal docente, las vacantes generadas por jubilaciones, defunciones y renuncias están cubiertas. Sin embargo, subrayó la urgencia de atender la escasez de personal en roles como veladores, personal de intendencia y administrativo, estimando la necesidad de 200 a 300 plazas adicionales para satisfacer estas demandas. En particular, señaló la importancia de garantizar la seguridad en las escuelas, especialmente aquellas que han sido dotadas recientemente con equipos tecnológicos.