Willebaldo Nava García 
Agencia Reforma

CDMX.- El Atlas continúa su declive en el Apertura 2022.
Anoche requería ganar para mantener sus esperanzas de luchar para refrendar su Bicampeonato, pero perdió 3-1 ante Pachuca, en un juego adelantado de la Jornada 16.
La derrota registrada en el Estadio Hidalgo es una herida mortal que deja al Atlas con 9 puntos y fuera de la zona de Repesca, al ubicarse de momento en el lugar 14.
Pachuca respondió a la intensidad que demanda su técnico Guillermo Almada y dominó a los Rojinegros durante la primera parte.
Tras el descanso, el equipo hidalguense se mantuvo como dueño del juego ante un Atlas bien ordenado atrás y apelando a un contragolpe, pero, al minuto 59, el panorama se oscureció para el equipo tapatío, cuando el árbitro Fernando Guerrero revisó en el VAR una barrida de Anderson Santamaría sobre Ibáñez, marcó penal y expulsó al defensa peruano.
Ibáñez anotó para el 1-0, lo cual parecía complicar el escenario para el Atlas.
Sin embargo, el Atlas empató mediante un despeje largo de Camilo Vargas que peinó Furch, y que en el rebote ganó Ozziel Herrera para tocar por arriba a Óscar Ustari y escribir el 1-1, al 66′.
La tranquilidad fue efímera para el Atlas, ya que, al 73′, Luis Chávez entró al área como un relámpago y fusiló por izquierda a Camilo Vargas para el 2-1.
Para que la derrota doliera más, Eduardo «Chofis» López dio el tiro de gracia con un disparo fuera del área que terminó en las redes para el 3-1 que significó el epitafio del Atlas y el primer gol del ex chiva con el equipo de Hidalgo.