Rolando Herrera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO .-El trabajo especializado que realizan los órganos autónomos y el aporte que dan al sistema democrático del País justifica la inversión que se realiza en ellos, consideró Julio Santaella, presidente del Inegi.

Al participar en el foro digital “Instituciones Autónomas de México”, el funcionario dijo que su autonomía y especialización permite que desempeñen funciones ajenas de criterios políticos y de posibles conflictos de interés.

“El Estado mexicano tiene que invertir recursos y, por supuesto, tiene que haber una valoración de costo-beneficio, de tal manera que el Estado reciba los beneficios que están diseñados y esperados en función de los costos que se están invirtiendo para eso”, afirmó.

“En mi opinión, yo creo que esta valoración, en el caso mexicano, es positiva, de tal manera que hemos tenido beneficios que justifican haber invertido en este tipo de diseño institucional”.

La semana pasada, el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que haría una revisión de los órganos autónomos, así como de entidades desconcentradas y descentralizadas del Ejecutivo con la finalidad de desaparecer algunos y generar ahorros a la hacienda pública.

El Mandatario consideró que algunos de estos órganos, como el INAI, la Comisión Federal de Competencia Económica y la Reguladora de Energía, fueron creadas en lo que él ha denominado periodo neoliberal (1988-2018) con el fin de servir como cortinas de humo a la corrupción.

Durante el foro, Lorenzo Córdova, presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), aseguró que la existencia de órganos autónomos no es exclusiva de México y que su antecedente se remonta al constitucionalismo estadounidense del Siglo 19.

“Los órganos autónomos en el mundo son, en ese sentido, una evolución de aquella figura del constitucionalismo norteamericano y, una de las peculiaridades, como ocurrió en Estados Unidos hace casi dos siglos, es que prácticamente todos estos órganos, en todo el mundo, desempeñan funciones que originalmente estaban concentradas en el Poder Ejecutivo”, explicó.

Edna Jaime, directora de México Evalúa, lamentó que en plena pandemia de Covid-19 se haya emprendido la tarea de revisar a los órganos garantes, en lugar de afianzar su funcionamiento en beneficio de los ciudadanos.

“Tengo que confesarles, perdón si me salgo del guion, que me gustaría que estuviéramos discutiendo de otras cosas. Me gustaría que estuviéramos discutiendo de cómo apalancarnos en nuestro derecho de acceso a la información en estos momentos.

“Estamos viviendo una crisis humana y me encantaría de que estuviéramos platicando de aprovechar lo que hemos avanzado, las plataformas de información para que el ciudadano sintiera un poquito menos de incertidumbre en un momento tan difícil”, dijo.