Jesús Eduardo Martín Jáuregui

( LAS COINCIDENCIAS.- Narra Isaac Asimov en un relato que una joven en luna de miel perdió su anillo de bodas al ser revolcada por una ola. Diez años después la pareja regresó a esa playa. En un restorán, ella pidió un pescado, lo comió y no tenía el anillo dentro. Eso es lo que me gusta de las coincidencias. Nada cuesta pensar que la toma de las instalaciones de la CNDH tiene que ver con Noroña y que la reaparición de Anaya tiene que ver con la negativa de registro a México Libre.)

 

La noticia se dio a ocho columnas (sigo a AMLO M.R. que así dice aunque sean cuatro). Los estudiantes en trance de titularse recibirán un apoyo de dos mil pesos por parte de un órgano de administración descentralizada por territorio. Una de las fotos de la nota representa a jóvenes que seguramente no tienen la edad para graduarse, aunque ahora hasta de kinder hacen “ceremonias de graduación”. Los recipendarios de las becas aparecen en las fotografías con chistosos birretes que, sólo tienen razón de ser cuando se trate de algunos organismos que así lo regulen, tales como academias, órganos colegiados de justicia u órganos religiosos, pero desde luego inapropiados porque el evento no era graduación ni mucho menos. Eso es anecdótico. No lo es tanto que, la generosidad mostrada por la autoridad no tenga un soporte constitucional ni orgánico en la legislación del estado y que, en última instancia, sea un saludo con sombrero ajeno, pero, no es el punto a tratar en estas apresuradas y mal pergeñadas líneas, sino esa visión tutelar, proteccionista, patriarcal (en este caso matriarcal) en que el ciudadano tiende la mano y espera la dádiva de papá gobierno, igualmente cuestionable si se trata de los “regalos” a los “ninis” de la 4T, que los apoyos para titulación que ni siquiera cubren el importe de una mensualidad de nuestra UAA.

Entiendo que el Partido Acción Nacional tiene entre sus principios rectores el de Subsidiariedad. Tuve la fortuna de ser discípulo de Don Rafael Preciado Hernández en su cátedra de Filosofía del Derecho, uno de los grandes ideólogos del partido en su época heroica de primeras conquistas políticas. Era Senador de la República y planteaba el principio en términos parecidos o semejantes a los que recoge el documento “Pilares del humanismo del Partido Acción Nacional”, del que transcribo algunos puntos relevantes: la comunidad… no debe suplantar o sustituir a la libre iniciativa de los particulares o de grupos, sino garantizar su funcionamiento. La ayuda debe prestarse cuando sea necesario, en la medida de lo necesario, durante el tiempo necesario, en donde sea necesaria y a quien la necesite. Lo que significa que no debe darse de manera indiscriminada.

En los balbuceos de la extinta (por novación) Universidad Bonaterra, recuerdo que invitamos al entonces rector de la Universidad Panamericana, el magnífico (por emplear esta expresión de las universidades españolas) Dr. Carlos Llano Cifuentes, quien dictó una cátedra magistral en el Teatro Morelos, en la que hasta el telón y las butacas aprendieron. En alguna parte de su extraordinaria, profunda y amena intervención hizo una divertida referencia que, palabras más, palabras menos, decía así con su característico ceseo: “Se me erizan los vellos cuando escucho anuncios como éste: Academia Bilingüe, aprenda inglés sin esfuerzo. Y a mí, ¿para qué demonios me sirve un vago bilingüe”. El Dr. resaltaba el valor del trabajo, de la dedicación, de la constancia, de la perseverancia, del esfuerzo. Facilitar el camino, desbrozarlo, despojarlo de retos, dar el pan en la boca a quien pueda ganárselo es la forma más eficaz de fortalecer la falta de iniciativa y la dependencia.

Recuerdo una conversación con el Dr. Alfonso Pérez Romo, durante la gratificante etapa en que me hizo el favor de convidarme a aprender de él, cuando su rectorado en la UAA. Había asistido a un congreso interamericano en Colombia y el comandante Fidel Castro estaba allí. Un grupo de estudiantes colombianos que habían iniciado una huelga por alguna demanda escolar quisieron concitar su simpatía y apoyo. El Comandante les recriminó que suspendieran las actividades académicas con el pretexto de obtener alguna mejoría. El Dr. me hacía esta reflexión: “Chuy, sólo en países como los latinoamericanos hacemos a los jóvenes comodinos. En EE.UU. los adolescentes y jóvenes cortan el pasto del vecino, reparten periódicos, atienden bebés, cuidan mascotas, etc., obtienen ingresos por su trabajo  y en la primera oportunidad se desprenden de la tutela paterna. Algo parecido sucede en los países socialistas. El trabajo es formativo y su esfuerzo forma parte de un propósito común. Aquí en México, una gran cantidad de jóvenes siguen viviendo como hijos de familia porque les resulta mas cómodo y porque los padres lo toleran cuando no lo propician”.

Cuando el C.P. Humberto Martínez de León encabezó el gran movimiento que culminó con la creación de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, una de las premisas fue que los estudiantes participaran de manera significativa en el costo de su educación. Se le tildó de iluso, de desconsiderado, de desconocedor de la realidad del país y del estado. El tiempo le ha dado la razón, aunque en las últimas épocas las administraciones universitarias hayan sucumbido a las presiones populistas. Cuando hay motivaciones para apreciar las cosas, las cuidas y valoras mas. Si hiciste un esfuerzo el logro es más disfrutable pero sobre todo más apreciable.

Si nuestras instituciones de educación superior son incapaces de preparar a una persona para que al término de sus estudios pueda pagarse su titulación, estamos ante un gran fracaso. Un gran desperdicio de recursos para producir, en el mejor de los casos, vagos bilingües.

(DISCRIMINACIÓN A LOS VARONES.- Mi amigo Juan Nájera, extraordinario jurista, rayano en lo genial, un vector importante para la ubicación de Nissan en Aguascalientes, siempre insiste en que hay que volver a leer las leyes. Volví a leer la Ley Municipal del estado de Aguascalientes y me encontré con un capítulo Tercero Bis, “De las mujeres”, en donde se les reconocen un listado de derechos fundamentales a las “habitantas” de los municipios de nuestro estado, pero para nuestro mal, congéneros varonos, no existe un capítulo para nosotros. ¡Qué discriminación!.

bullidero.blogspot.com                 facebook jemartinj                twitter @jemartinj