Gustavo García Olguin 
Agencia Reforma

CDMX.- Al desestimar 68 propuestas planteadas por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) para reactivar la economía, que no incluyen un rescate financiero, el Presidente Andrés Manuel López Obrador insistió ayer en que su Gobierno no entregará dinero para rescatar a las grandes empresas. Tampoco otorgará prórrogas para el pago de impuestos.

Externó también que no habrá acuerdos “en lo oscurito” con el sector privado.

El CCE propuso el miércoles instalar un Consejo de Emergencia Económica, reorientar el gasto público, aumentar la deuda pública y establecer incentivos fiscales y económicos para las empresas, entre otras acciones.

Para el Presidente sería una “inmoralidad” utilizar al Estado para rescatar empresas en quiebra.

“No vamos a continuar con más de lo mismo, no van a haber rescates para potentados. Si hay una quiebra de una empresa, pues que sea el empresario el que asuma la responsabilidad o los socios o los accionistas, porque el Estado tiene que proteger a todos y no actuar otorgando privilegios para nadie”, lanzó.

“Siempre hay comunicación; la va a seguir habiendo. Nada más que quede claro -porque esto no se puede resolver en privado, en lo oscurito- no vamos a continuar con el modelo fallido de rescate de corte neoliberal, no llegamos aquí para hacer lo mismo, no engañamos a nadie.

“Se propuso que se pospusiera el cobro de impuestos. ¡Imagínense! Posponemos el cobro de impuestos y nos quedamos sin presupuesto y no estaríamos otorgando los créditos a los pequeños empresarios, a las empresas familiares ni ayudando a los pobres, entonces sí se nos viene un estallido social”, consideró.