Alejandro León
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Son enfermeras y doctoras de hospitales públicos de la CDMX que atienden a enfermos de Covid-19, pero ahora suman una nueva batalla en la pandemia: recibir la vacuna contra el virus.
Mientras continúan comprando sus propias herramientas médicas para protegerse debido a la insuficiencia de insumos en nosocomios, sólo escuchan promesas o estimaciones de directivos sobre las fechas para que sean inmunizadas.
En algunos casos, incluso, han identificado que las vacunas son suministradas a personal que realiza labores de oficina y que no participan en la primera línea de atención a pacientes infectados.
Una doctora del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, ubicado en la Alcaldía Tlalpan, ha operado a pacientes con enfermedades preexistentes que estaban además infectados del virus.
En días recientes, llegaron varias dosis a dicho hospital, pero ella no estaba en las listas de aplicación.
Al preguntar a sus superiores cuándo sería vacunada, le respondieron que estimaban que sería la próxima semana o la que sigue.
En tanto, ella ha constatado cómo han fallecido doctores, enfermeras y personal administrativo del nosocomio que presentaban síntomas del virus.
Y lamenta aunque el personal del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía pretenda trasladar a los pacientes con síntomas a hospitales especializados en Covid, no son recibidos debido a la saturación en la Capital.
“Viene un paciente que tiene una meningitis y a parte tiene Covid.
“Hay días en los que faltan cosas, tanto para nuestra actividad normal, como para la atención extra, a veces hay falta de recursos, por ejemplo, en anestesiología, les falta algunos insumos como Propofol”, explicó la doctora, quien pidió reservar su nombre.
En tanto, personal médico del Hospital General Balbuena, en Venustiano Carranza, denunció que a al menos tres trabajadores supuestamente les fue aplicada la vacuna contra el Covid-19, pese a que, dijeron, no tienen contacto con los enfermos.
Los tres trabajadores fueron identificados como: Esaú Rodríguez, Subdirector del Hospital General Balbuena; José Luis Romero, Jefe de Enfermeros, Georgina Coutiño, quien se desempeña como secretaria en el área de ortopedia.
Sobre los señalamientos, la Secretaría de Salud capitalina explicó que los casos de quienes no estaban en la lista de las personas de primera línea de atención a pacientes con Covid-19 se documentan y turnan a la Secretaría de la Contraloría General de la Ciudad, para que se proceda conforme a los ordenamientos institucionales.
ASÍ LO DIJO
Doctora
“Hay días en los que faltan cosas, tanto para nuestra actividad normal, como para la atención extra (… )por ejemplo, en anestesiología, les falta algunos insumos”.