Madres de familia ya no saben cómo hacerle para que les alcance el “chivo”, pues el encarecimiento de productos de la canasta básica se ha comenzado a registrar de manera preocupante. A través de un recorrido realizado por el Centro Comercial Agropecuario, nos percatamos de los elevados precios en productos cárnicos y del campo.
En carnicerías, se han ajustado los precios hasta en un 30% de los productos de res, pollo y cerdo, lo que ha significado para algunas familias el tener que dejar de consumir dichos productos y en su caso abastecer su despensa con más verdura. Actualmente el precio de kilo en carne de res, alcanza los 138 pesos, mientras que la carne de puerco está en algunos lugares hasta en 67 pesos, sólo por mencionar algunos casos.
“Ahorita ya no vamos a comprar carne, destinábamos 300 pesos para la carne de toda la quincena pero pues ahorita como están los precios sólo nos alcanzaría para una semana, mejor voy a comprar verdura y así no la vamos a llevar, si acaso compraré hígado o pollo, y eso haber si me alcanza”, dijo Érika, una señora que iba acompañada de su esposo.
Sin embargo, el comprar verdura también ha significado para las jefas de familia el tener que buscar calidad y buen precio, pues el jitomate se encuentra entre 13 y 15 pesos por kilogramo, la cebolla alcanza hasta los 15 pesos, el chile serrano varía dependiendo el establecimiento de 20 a 25 pesos, mientras que el aguacate, alcanza los 65 pesos por kilo.
“Está todo caro, siempre vengo al agropecuario para ahorrar porque en la tienda uno gasta lo doble, pero estoy comparando precios y ya me estoy asustando”, dijo Mayte, de manera tímida.
En promedio la despensa de verdura y carne para una familia de 4 o 5 integrantes supera los 600 pesos, a decir de algunos sondeos levantados entre los mismos comerciantes.
“Se llevan que el kilo de jitomate, cebolla, el chile, también se vende tomatillo y todo para la comida, las personas que vienen a la central de abastos es porque saben que aquí está lo bueno”, dijo Jaime, un vendedor de frutas y verduras.
Por cierto, varios vendedores coincidieron en que los precios de algunos productos continuarán encareciéndose.