Aprovechando que fue la estrella principal en la inauguración del nuevo Deportivo Ferrocarrilero, la raquetbolista mexicana Paola Longoria compartió un poco de su actualidad como deportista que ha tenido que vivir con la pandemia. La número uno del mundo aceptó que ha sido complicado parar tanto tiempo pues desde marzo no tenía competencias y hace apenas un mes fue que pudo volver a la actividad en Las Vegas. En diciembre tendrá un par de torneos en los Estados Unidos que serán la prueba para poder ver las otras competencias en 2021.
Longoria también invitó a la gente a seguir practicando el deporte y seguir las medidas sanitarias correspondientes para poder poco a poco volver a la normalidad. También admitió que todavía tiene el sueño de obtener una medalla olímpica recordando que el raquetbol no es un deporte olímpico, pero se está trabajando fuerte para que en un futuro no muy lejano lo sea lo cual permitiría a México sumar preseas con Longoria como figura mundial de este deporte. Por último, volvió a agradecer a Aguascalientes la invitación y la placa que se develó en su honor destacando que nuestro estado apueste tanto dinero hacia el deporte que en su perspectiva es el camino correcto para una mejor sociedad.
Su palmarés
Ganadora del campeonato mundial individual y dobles femeniles junto a Samantha Salas, ganadora del Premio Nacional del Deporte, primera mexicana en convertirse en campeona mundial, 87 eventos de primer nivel, 12 medallas de oro entre Panamericanos y Centroamericanos, número uno del mundo, más de 100 títulos. Licenciada en ingeniería mecánica y maestría en ciencias políticas.