Un dato que no es alentador para Necaxa rumbo al partido de esta noche es que los Rayos no han conseguido una victoria en la jornada uno desde hace siete torneos, y esa victoria fue en circunstancias algo atípicas. Si bien todos los equipos suelen batallar en la primera jornada por venir de pretemporadas largas y no tener un futbol tan vistoso, a Necaxa le ha costado más sacar buenos resultados.
De hecho, en los últimos seis torneos, cuatro han terminado con derrota para los Rayos en la jornada inaugural. El pasado torneo, Necaxa arrancó el torneo perdiendo como visitantes ante los Bravos de Juárez 2-1. En el Apertura 2021, también se inició con el pie izquierdo, ya que fueron goleados por Santos 0-3 en el Victoria. A este par de derrotas, se le suman las del Guardianes 2021 ante Mazatlán por 3-2 de visita y la del Guardianes 2020, cuando cayeron en casa 0-3 ante los Tigres.
La última ocasión en la que Necaxa no arrancó perdiendo un torneo fue en el Clausura 2020, cuando empataron a dos goles ante Monterrey, resultado que sacaron en el Apertura 2019 ante Cruz Azul, pero sin goles. El Clausura 2019 fue la última ocasión en la que Necaxa tuvo un resultado favorable en la jornada, cuando vencieron 1-3 al América en el Estadio Azteca. Lo curioso fue que ese partido no se jugó en la jornada uno, fue aplazado y se jugó un par de meses después que la jornada inaugural.
Con estos antecedentes, la suerte por lo pronto no está de lado de Necaxa, que necesita romper con esta tendencia y salir a buscar desde el primer minuto el arco de Volpi para poder sumar su primer triunfo de la temporada o al menos sacar un punto que le dé confianza a esta nueva plantilla.