Israel Sánchez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La pandemia de Covid-19 golpeó en el corazón a las relaciones de pareja.
Una de las relaciones afectadas fue la de la cineasta Adrianna Maldonado Montelongo y su novia. Pasaron meses sin verse más que por videollamadas, y luego unos cuantos días juntas en junio. La pareja de la cineasta desarrolló un miedo tan intenso a la enfermedad que incluso darse un beso quedó vedado. Al final ganó la fobia al Covid y terminaron.
Otro caso es el de la contadora Rocío N., quien para proteger a su abuela y su madre con quienes vive, acordó con su novio verse solamente los domingos y bajo estrictas condiciones: en el patio de la casa, con cubrebocas y careta, y no más de una hora.
Como una forma de adaptación a las limitantes de la distancia, las parejas se han refugiado en la tecnología, y prácticas como el sexting y las videollamadas sexuales registran un aumento en 37.7 y 39.3 por ciento, respectivamente, según una encuesta en línea de la Asociación Mexicana para la Salud Sexual.