Como un gran avance calificó la presidenta de Movimiento Ambiental de Aguascalientes, María Guadalupe Castorena Esparza, los cambios a la Ley General de Salud aprobados por la Cámara de Diputados, que involucra el cuidado a los animales y en los que se prohíbe su uso en pruebas cosméticas y donde se contemplan sanciones.
La activista resaltó que desde hace 13 años su organización lleva a cabo una labor de educación y concientización sobre la crueldad de estas prácticas en las que son sometidos conejos, cobayos, ratas, perros y monos. Estas especies suelen ser sacadas de su hábitat para terminar en bioterios donde se crían expresamente para la experimentación, misma que en algunos casos termina en una dolorosa muerte.
LAS SANCIONES. Apuntó que el dictamen aprobado por la Cámara de Diputados y que actualmente ya se encuentra en el Senado, propone sancionar con 2 a 7 años de cárcel a quienes realicen pruebas en animales para la industria cosmética y también se prevé una multa que va de 200 a dos mil veces el valor de la Unidad de Medida de Actualización (UMA) y que equivale a 180 mil pesos, a quien contrate, autorice, conduzca, participe o desarrolle pruebas en conejos o ratones.
LIBRES DE CRUELDAD. Destacó que esta reforma indica que no se puede fabricar, importar y comercializar productos cuando no sean libres de crueldad animal, además de que se estableció un plazo de dos años a partir de la expedición de las disposiciones para que las marcas puedan preparar métodos alternativos de testeo.
Estableció que si bien éste es un gran avance, gracias a la presión ejercida por organizaciones internacionales, aún falta más, sobre todo en lo que tiene ver la experimentación con animales por parte de la industria farmacéutica, por lo que las asociaciones seguirán insistiendo ante los legisladores federales para que se cambie la Constitución a fin de que los animales sean considerados como seres sintientes en lugar de ser vistos como cosas.