Ante las malas prácticas de los despachos de cobranza, las instituciones financieras y empresas implementaron un sistema de calidad para terminar con las llamadas telefónicas a altas horas de la noche, las amenazas de embargo y cárcel, así como los malos tratos a personas deudoras, a sus referencias y avales, informó la Condusef.
Se trata de la norma ISO serie 9001:2015, cuyo principal objetivo es lograr que una institución financiera o compañía consiga la satisfacción del cliente mediante el establecimiento de procesos de mejora, en este caso, al solicitar los servicios de un despacho de cobranza para que el cobro a deudores morosos lo haga con profesionalismo.
NUEVA DISPOSICIÓN. José Antonio Mejía Lozano, titular de la unidad de atención de Condusef en Aguascalientes, señaló que los despachos de cobranza que sean contratados por las instituciones financieras, y que prestan diversos servicios legales para la cobranza extrajudicial y judicial para la recuperación de cartera vencida de créditos hipotecarios, tarjetas de crédito, de nómina o quirografarios, deben cumplir con lo que establece la norma ISO 9001:2015.
La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, como entidad reguladora de los servicios financieros, podría exigir que las mencionadas entidades al contratar dichos despachos, verifiquen su certificación, a efecto de brindar un servicio de calidad tanto a sus clientes del sector financiero, como a los acreditados ante los cuales ejercen acciones judiciales y extrajudiciales.

PARA CERTIFICARSE
Para implementar un Sistema de Gestión de Calidad y obtener una certificación ISO 9001:2015, es necesario:
· Diagnosticar la situación actual de la organización
· Conocer cuál es el grado de cumplimiento con la norma
· Ser avalado de forma oficial por ISO
· Recibir el certificado
· Recertificarse cada tres años mediante una auditoría de renovación