Luego del apagón masivo que se registró a finales del pasado mes de diciembre que ocasionó que más de 10 millones de usuarios de 12 entidades del país, entre ellos Aguascalientes, resultaran afectados, el vocero nacional del PAN, Fernando Herrera, exigió la renuncia del titular de la CFE, Manuel Bartlett, a quien calificó de incompetente en el manejo de la empresa.

El panista aseveró que es absurda la explicación del titular de la CFE sobre la interrupción del servicio de energía eléctrica que se registró el pasado lunes. De la misma forma, dijo, es inaceptable el aumento de hasta 500% en las tarifas del cobro de luz eléctrica, principalmente de uso comercial e industrial, que está afectando directamente a las micro, pequeñas y medianas empresas. En consecuencia, precisó que no se puede confiar en la promesa de que ya no habrá más apagones, pues incluso de registrarse una nueva interrupción en el suministro de energía eléctrica pondría en riesgo el suministro de energía para instalaciones estratégicas como hospitales.

Por lo anterior, dio a conocer que el Partido Acción Nacional (PAN) ha solicitado un peritaje independiente y profesional para conocer las causas reales del “apagón” del pasado 28 de diciembre, ya que la versión de la CFE ha sido desmentida por Protección Civil de Tamaulipas.

Finalmente, detalló que en este año Acción Nacional impulsará la inversión privada, nacional y extranjera, para la generación y comercialización de energías limpias; una política nacional para facilitar y financiar la adquisición de fotoceldas de uso doméstico y para las Mipymes, como una forma de apoyar la economía familiar y la transición energética; y el establecimiento de impuestos al uso de combustibles fósiles.

“Nos estamos pareciendo cada vez más a Venezuela, primero con la alta dependencia del petróleo y ahora con los apagones. Hay que recordar que en Venezuela fue la corrupción, la falta de capacidad en los puestos estratégicos y el abandono de las instalaciones, lo que provocó las interrupciones de energía”, sentenció.