Por primera vez desde la segunda serie de la temporada, los Rieleros alcanzaron una marca de victorias y derrotas iguales, evitando tener un récord negativo por más tiempo, gracias a una clara mejoría del equipo en las últimas semanas.

En el tercer juego de la serie ante los Pericos de Puebla, la Máquina llegaba con la intención de sumar una barrida más a su cuenta, pero durante los primeros tres innings, tanto las defensivas como los lanzadores se mantuvieron dominando el partido.

Fue hasta el cuarto rollo cuando los Rieleros pudieron romper el empate, gracias al décimo cuadrangular de la temporada de Leobaldo Cabrera, que se llevó consigo a Wilfredo Tovar. Andretty Cordero también se voló la barda, cerrando el ataque que ponía a los Rieleros con ventaja de 0-3 tras cuatro entradas.

Para el quinto episodio, un batazo que resultó en doble play de Tovar permitió anotar a O´Conner, y en la sexta, Ángel Reyes apareció con su undécimo cuadrangular de la temporada. Con la ventaja de 0-5, la victoria estaba muy cerca, cuando al finalizar el sexto episodio, la lluvia llegó al Estadio Hermanos Serdán.

El tiempo de espera pasó sin que se pudiera reanudar el juego, que al ser legal, terminó con una victoria de 0-5 para los Rieleros, que barrió la serie y mejoró su récord a 24-24, algo que no lograba desde la segunda semana de la temporada. Ulises Joaquín cargó con la victoria, que tuvo un sabor especial, pues entró como abridor de último minuto por una enfermedad que sufrió Derek West. Joaquín lanzó cinco entradas completas, permitiendo solo 4 imparables sin carreras y ponchando a cuatro rivales.