El pasado lunes por la noche se llevó a cabo un operativo disuasivo en los municipios de Cosío, Asientos y Tepezalá, principalmente en los límites con el estado de Zacatecas, con la finalidad de prevenir hechos delictivos y evitar el ingreso de personas relacionadas con la delincuencia organizada y la venta y distribución de drogas.
En este operativo participaron policías estatales, policías preventivos de Asientos, Cosío y Tepezalá, además de agentes de la Guardia Nacional, quienes hicieron patrullajes de vigilancia en terracerías, brechas y carreteras de diversos poblados que colindan con el estado de Zacatecas, a fin de garantizar la seguridad de los ciudadanos de Aguascalientes.