Con la deserción de cinco millones de niños para el próximo ciclo escolar a nivel nacional, el Instituto de Educación de Aguascalientes ha emprendido pláticas con el Instituto Nacional de Educación para las personas jóvenes y adultas, porque muchos alumnos que se pierden en el sistema escolarizado tendrán que ser recuperados por una modalidad abierta, aseveró su titular Ulises Reyes Esparza.

Aseveró que “la vida social no se ha detenido, siguen las redes sociales con mucha actividad, los bares y restaurantes abiertos, pero las escuelas cerradas y esto no significa que se quiera apresurar el regreso a clases presencial, pero en un orden de congruencia ya deben ponerse en la mesa ideas, propuestas, planteamientos para construir un retorno”.

En término de congruencia, sostuvo, el IEA se ha acercado a la Asociación Estatal de Padres de Familia para conocer las posiciones de ambos y también hay apertura para reunirse con cada uno de los comités escolares de participación social, ya que los papás son los aliados en la tarea de educar y se debe hacer equipo para mantener en pie a las escuelas.

Ulises Reyes Esparza apuntó que se ha reunido con las autoridades del INEGI para tomar decisiones informadas, con datos reales y objetivos, así como se trabaja de modo directo y franco, en diálogo permanente con la Sección Uno del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, para que la estrategia de regreso a clases sea integral.

También en un panorama electoral, dijo que es imposible hablar de cifras pero se comprometió a que las escuelas tengan las condiciones necesarias para regresar como son las instalaciones hidráulicas funcionando, agua, electricidad, condiciones de seguridad en puertas y ventanas para evitar accidentes.

Por último, sostuvo que al haber menos niños inscritos en el próximo ciclo escolar a nivel nacional se traduce en que los maestros trabajan desde casa y reciben su salario, pero al haber deserción se convierte en menos grupos, fusiones de grupos, menos contrataciones, menos subdirecciones y menos direcciones, reestructuración de zonas escolares, cambios de centros de trabajo y al final habrá afectaciones para todos los docentes.