El día de ayer finalizó la actividad de la fecha cinco en la liga española, el Barcelona y el Sevilla tuvieron su tercer partido de la temporada y empataron por un marcador de 1-1 en el Camp Nou.
Los culés recibieron a los sevillanos en su primera prueba de fuego del torneo, ya que el Sevilla es un equipo bastante ordenado y que ha logrado recuperar una identidad del propio club, y el día de ayer casi sorprenden al cuadro dirigido por Ronald Koeman.
El encuentro comenzó bastante intenso con una jugada del Sevilla que pudo haber terminado en gol, aunque al final no causó problemas; no obstante, al minuto 8 llegó el primer tanto del partido, Luuk de Jong aprovechó una serie de rebotes en el área local y conectó un disparo potente a la parte alta del arco, abriendo la lata en la ciudad Condal.
El festejo no le duró mucho al Sevilla, ya que a los pocos segundos de reanudar el partido, Messi quiso hacer su jugada clásica con un pase largo a Jordi Alba, pero Jesús Navas en su intento por despejar el balón terminó dejándole el esférico tendido a Philippe Coutinho, quien de primera remató al arco y marcó el gol del empate.
Para el resto de la primera parte se registraron algunas jugadas claras que pudieron cambiar el marcador, pero ninguna pudo adelantar a los equipos; del lado de Sevilla Fernando Reges estuvo cerca de marcar, mientras que del Barça, Griezmann tuvo un par de oportunidades sin fruto alguno.
Mientras que en la segunda parte, el Sevilla logró acomodarse bastante bien para así evitar una sorpresa del Barcelona, y por más que los culés intentaron darle la vuelta al partido al final el tiempo se les acabó, no sin antes dejar una jugada polémica en los últimos minutos por una posible falta a favor de Messi en el área visitante.
El Barcelona llega a 7 puntos en este inicio de torneo, ocupa el quinto lugar general por debajo del Villarreal, Real Sociedad y Betis, quienes ya han disputado 5 encuentros, aunque el Real Madrid es de momento líder con 4 partidos disputados y 10 puntos sumados.