César Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Apenas llegó a México y el Embajador de Estados Unidos, Ken Salazar, ya se dio su «baño de pueblo».
El diplomático difundió en Twitter su visita a la Basílica de Guadalupe, la plaza de las Tres Culturas, el Panteón de San Fernando y el Monumento a la Revolución.
«Inicio mi encargo con una visita junto a mi esposa y mi familia a la Basílica de Guadalupe para escuchar misa y orar por nuestros dos países», escribió el demócrata en sus redes sociales.