Una movilización policiaca se registró en el municipio de Tepezalá, luego de que afuera de un bar fue localizada una camioneta con impactos de bala.
Aunque en un principio se presumió que se trataba de una agresión relacionada con la delincuencia organizada, más tarde se estableció que todo fue por un problema familiar.
Los hechos tuvieron lugar a las 07:30 de la mañana, en el kilómetro 15+000 de la carretera federal No. 71, frente al Bar “La Katrina”, en el municipio de Tepezalá.
Cuando arribaron los policías preventivos de Tepezalá y policías estatales, localizaron una camioneta Nissan Titán pick up, modelo 2006, color negro y con placas de Oklahoma, Estados Unidos, la cual presentaba varios impactos de bala en la parte posterior derecha.
Debido a que la camioneta estaba abandonada, fue asegurada y trasladarla a la Fiscalía General del Estado.
Más tarde fue localizado el propietario de nombre Juan Pablo, de 36 años, quien comentó que durante la madrugada acudió al Bar “La Katrina” para buscar a unos familiares con quien tiene problemas por un tema económico.
Pero en determinado momento comenzaron a discutir y luego dos de ellos comenzaron a golpearlo, por lo que al verse superado decidió retirarse, pero antes de hacerlo, uno de sus familiares disparó en varias ocasiones contra la camioneta, por lo que se alejó corriendo para ponerse a salvo, regresando a su domicilio donde más tarde fue localizado por los policías preventivos de Tepezalá.