Luego de que se dieran a conocer los resultados del “Informe sobre la práctica de actos de tortura y malos tratos en Aguascalientes, entre 2010 al 2014” de parte de la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, se hizo un llamado a las autoridades para que establezcan una mesa de trabajo conjunta con la CEDHEA para la revisión de los casos ocurridos en ese periodo, bajo la recomendación de la CNDH 17VG/2019.

Sobre ello, el secretario general de gobierno, Enrique Morán Faz, precisó que a pesar de que se trata de casos de presuntas violaciones a las garantías individuales de personas detenidas –principalmente en la entonces Procuraduría General de Justicia– en años previos a la presente administración estatal, se sostendrá este día una reunión con representantes de las Organizaciones de las Naciones Unidas, para estudiar con seriedad los detalles del informe antes referido para actuar en consecuencia.

Morán Faz resaltó que el presente sexenio siempre se ha dirigido con respeto irrestricto a las garantías individuales en todos los procesos. Sin embargo, advirtió que también se atenderían recomendaciones pendientes a los últimos cinco años, en caso de que las hubiera, pues el compromiso es que no se vuelvan a registrar actos que atenten contra las garantías individuales.

Al menos 40 casos de tortura y malos tratos son referidos en el informe. En estos, se atribuye la participación de la desaparecida PGJ.

 “Vamos a ver lo que nos competa como gobierno (…) Si hubiese algo que revisar y observar, lo haremos con muchas disciplinas. Finalmente, lo que se busca es que nunca más vuelva a suceder…”

Enrique Morán Faz, Secretario de Gobierno