A partir del 1° de abril se incrementará la vigilancia en las cinco áreas naturales protegidas con que cuenta el estado, a fin de brindar orientación para proteger la flora y fauna de esos lugares, así como para prevenir incendios, dio a conocer Julio César Medina Delgado, secretario de Sustentabilidad y Medio Ambiente.
Para tal efecto es que se desplegará el Operativo de Semana Santa y se hará la exploración permanente durante los días santos, de jueves a domingo, tiempo en que personal de esta dependencia trabajará para cuidar y preservar las áreas naturales, sobre todo en lo que respecta al cumplimiento de las reglas administrativas del Programa de Manejo de las ANP estatales.
Algunas de las actividades que los guardabosques de la SSMAA estarán realizando son el control y registro de los visitantes, control de vehículos todo terreno, registro de los aprovechamientos forestales, vigilancia de los campamentos, prevención y en su caso combate a incendios forestales, entre varias cosas más.
En ese mismo sentido, Medina Delgado resaltó que habrá filtros de prevención de extracción de especies de fauna y flora, ya que para estas fechas se intensifica la problemática de la extracción ilegal de laurel en los días previos al Domingo de Ramos.
Particularmente, se refirió a que el laurel es una especie en peligro de extinción y protegida por la Norma Oficial Mexicana 059, la persona que sea sorprendida efectuando sustracciones clandestinas, será asegurada y presentada ante la autoridad competente, pues el corte de esta planta es un delito de carácter federal y las penas privativas de la libertad pueden ser equivalentes de uno a nueve años de prisión, sostuvo el funcionario.
Por ello es que el Operativo de Semana Santa contempla la participación de 18 guardabosques que son parte de la dependencia a su cargo, quienes estarán debidamente distribuidos en todas las áreas nacionales protegidas de la entidad, aunque también se tiene colaboración de habitantes de pueblos cercanos a esos lugares.