Las empresas de seguridad privada deben asumir su compromiso para con la gente que contrata sus servicios, y garantizar que quienes atienden en los fraccionamientos cerrados o negocios, son gente de confiar, expresó el secretario de Seguridad Pública del Estado, Porfirio Sánchez Mendoza.
Lamentó que “no todas las empresas –de seguridad privada- son leales”, por ello es que se está trabajando en la supervisión de este tipo de prestadores de servicios a fin de que se haga valer el compromiso de que mejore ese tipo de seguridad que se ofrece de manera particular, pues en comercios y cotos se han presentado robos en los que no se explica cómo ocurren si pagan por un servicio privado.
Refirió que antes de su llegada a la titularidad de la SSPE, se encontró con que este tipo de empresas contrataban como personal a gente con antecedentes de robo y las colocaban en casetas de acceso o para brindar seguridad en fraccionamientos privados o negocios, “y esa es la observación que ahora estamos haciendo”.
Se debe hacer notar, dijo, que la capacitación y continuidad a los lineamientos de seguridad de ese tipo, depende de cada empresa prestadora del servicio, por lo que corresponde a la SSPE, sólo se pasa al personal contratado por los centros de control y confianza, “pero la contratación corresponde a la empresa”, que es a las que se pide más compromiso y certeza.

Investigan qué grupo delictivo está detrás del narcolaboratorio
Entrevistado previo a un recorrido por el predio donde esta semana fue desactivado un narcolaboratorio en los alrededores de las comunidades San Nicolás y San José de la Ordeña, el jefe policiaco subrayó que hay indicios del grupo delictivo detrás de la industria que se presume exportaba cristal a otras partes del país y del extranjero.
Estimó por las dimensiones del lugar que hay detrás un patrocinador con buena aportación para financiarlo, pues el predio mide alrededor de 1,600 metros cuadrados y los precursores químicos son caros.
De acuerdo a lo encontrado, además de producir, empaquetaban la droga de manera tal que se presume, podría tener como destino el extranjero, con producción de alrededor de 450 kilos por mes.
Finalmente, destacó que en este sitio también se provocó daño ecológico considerable, aunque esa tarea estará en manos de la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente.