La Policía Ministerial del Estado ha puesto bajo la lupa a clientes frecuentes de casas de empeño, en especial a aquellos que mes con mes llevan prendas hasta dos veces por semana y luego no vuelven por ellas, reveló su comandante Juan Muro Díaz.

Se trata de perfiles que, en coordinación con las propias autoridades de los negocios de pignoración, han sido detectados por su asistencia habitual con prendas de toda clase que ya han levantado sospecha entre el propio personal.

En entrevista, el funcionario reconoció que en operativos convenidos con este giro de comercios sí han llegado a encontrar artículos robados en diferentes eventos denunciados ante la Fiscalía General del Estado.

Esta circunstancia dio lugar a que la institución suscriba convenios de colaboración con los propietarios de los negocios, a fin de haya una cooperación entre las partes cuando se sospeche de prendas que hubieren sido obtenidas en forma ilegal o bien cuando existan órdenes de cateo liberadas por un juez para la revisión de los empeños.

En ese contexto, Muro Díaz reiteró que hay personas a quienes se les han llegado a contar hasta ocho empeños por mes, de artículos diferentes y llaman la atención especialmente aquellas que no vuelven para la recuperación del bien, como lo hace el común de usuarios.

“Son las que han encendido focos amarillos de alerta para dar seguimiento a través de indagaciones que en ocasiones han confirmado la procedencia ilegal de las cosas, con las consecuencias legales obvias”.

Al respecto, subrayó que la labor de la Ministerial con la Policía Estatal es de colaboración y cruce de información, lo cual ha permitido lograr mejores resultados en el seguimiento de robos y recuperación de botines en este tipo de negocios y otros sitios donde los encuentran.

Entre ellos, mencionó diferentes puntos localizados principalmente en la zona oriente de la ciudad, donde los cateos realizados han derivado en la recuperación de artículos robados y que se encontraban almacenados con fines de comercialización próxima.

Finalmente, Juan Muro demandó a la población tener confianza en la autoridad y denunciar todo hecho ilícito que observe o le afecte, pues es la vía para perseguir el crimen y canalizarlo a la sanción correspondiente.