Las organizaciones ambientales del estado vigilan de cerca la operación del Relleno Sanitario de San Nicolás, señaló Gina Mireya Ventura Ramírez, presidenta del Instituto Mexicano de Estudios Pedagógicos y Posgrado. Ventura Ramírez subrayó la relevancia de gestionar los residuos de manera adecuada y responsable.

Respecto a la supervisión del relleno sanitario por estas organizaciones, Ventura Ramírez mencionó que, hasta el momento, no han detectado situaciones que demanden su intervención. No obstante, aseguró que permanecen atentas a cualquier anomalía que pueda presentarse.

La representante del IMEPP destacó la actitud de apertura y transparencia de la administración municipal actual, liderada por el alcalde Leo Montañez, que ha facilitado el acceso total a las instalaciones, permitiendo la observación del proceso y la operación de la maquinaria. Remarcó las mejoras implementadas, incluida la adquisición de nueva maquinaria, lo que ha elevado el estado del relleno sanitario notablemente respecto a inspecciones previas.

En cuanto al tiempo de vida útil restante del relleno, Ventura Ramírez informó que, aunque oficialmente ha expirado, el gobierno municipal ha realizado esfuerzos por adaptar y ampliar el espacio, trabajando actualmente en las zanjas 7A y 7B para el relleno y compactación de residuos.

Para concluir, Ventura Ramírez enfatizó la necesidad de hallar una solución sostenible y responsable para la gestión de residuos y fomentar un consumo más consciente entre los ciudadanos.