Con el registro oficial de 140 casos sospechosos por COVID-19 y sólo 42 confirmados, en lo que va del ciclo escolar, el director del Instituto de Educación de Aguascalientes, Ulises Reyes Esparza, afirmó que en las cuatro semanas de clases presenciales no hay brotes generalizados ni hospitalizaciones masivas, lo que confirma la decisión de volver a las aulas físicamente.
Ciertamente reconoció que las escuelas públicas cuentan con los insumos sanitizantes y de limpieza necesaria para la aplicación de los protocolos sanitarios, sin embargo se tiene el reporte actualizado de 7 escuelas sin agua en el municipio capital y se ha pedido la intervención de Veolia para resolver esos casos que traen complicaciones, admitió.
De igual modo, dijo que el IEA se encuentra en gestiones para que sus 294 mil estudiantes de nivel básico sean vacunados en contra del COVID-19 y el día que llegue el cargamento de los biológicos se organizará la logística como se hizo con el magisterio, y en su momento se determinará si las jornadas se hacen en las escuelas o en los centros de vacunación que han probado su eficiencia.
Ulises Reyes indicó que 200 profesores no se pusieron la vacuna en su momento y ya no habrá una jornada especial para ellos, ya que fueron invitados a hacerlo en semanas pasadas y algunos no acudieron a los centros de vacunación por decisión propia, y deberán presentarse a su lugar de trabajo físicamente.
“Ningún maestro ha presentado amparos para no presentarse al salón de clases, sólo algunos han llevado su licencia médica o una constancia por estar en un grupo vulnerable emitida por la institución de seguridad social que le corresponda. Aunque las profesoras también pueden solicitar una licencia de gravidez de 90 días.
Finalmente, dijo que de los 140 sospechosos, 42 confirmados entre maestros y estudiantes, desde el nivel de básica, media y superior, muchos ya se han reincorporado a sus labores académicas. Hasta el momento 35 mil 800 profesores se encuentran vacunados en el estado de Aguascalientes.