Aunque a la población se le dificulta identificar claramente los programas sociales federales, la Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto de los Hogares (ENIGH), dejó ver que un 12.5% de la población en el país, percibió ingresos por concepto de las Becas Bienestar para las Familias, becas para Educación Básica y las Benito Juárez, Jóvenes Construyendo el Futuro, Bienestar para Adultos Mayores, Pensión para el Bienestar de Personas con Discapacidad, para Madres Trabajadoras y del Seguro de Vida para Jefas de Familia.

Así lo dio a conocer el director de Estadísticas Sociodemográficas del INEGI, Edgar Vielma, quien manifestó que al momento de la encuesta, los beneficiarios mostraron conocimiento general de los programas sociales, pero se les dificultó identificarlos por sus nombres, no obstante reconocieron recibir el beneficio.

Destacó que el ingreso promedio mensual por hogar trimestral fue de 50 mil 309 pesos, es decir, alrededor de 16 mil 700 pesos mensuales, -por hogar, no por persona-, mostrando una caída del 5.8% en comparación con lo que se percibía hace un par de años, en 2019.

Derivado de la pandemia y la parálisis en el sector productivo, que generó desempleo temporal en las familias, hubo hogares en los que fue necesario recurrir a préstamos para complementar sus ingresos y enfrentar el gasto, al menos de manera temporal, o momentáneo mediante el uso de tarjetas de crédito bancarias o comerciales y préstamos a las empresas donde trabajan.

Se estima que en los hogares se recurre a la solicitud de préstamos por distintas vías en promedio de 3 mil 500 pesos trimestrales, es decir, casi de 1,200 pesos al mes, a fin de tener un complemento en su ingreso que les permita salir adelante.

Ya en el resultado de una encuesta previa, se dio a conocer que la población de mujeres fue la que tuvo un mayor impacto en términos laborales al tener la principal caída en la población económicamente activa en el país y tuvieron un largo lapso que no percibieron ingreso, inclusive, a la fecha muchas no han vuelto a trabajar, en combinación en otros casos de que se han mantenido atentas a sus hijos, sobre todo mientras las escuelas permanecieron cerradas y con educación a distancia.