Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 7-Feb.- Los consejeros electorales del INE redujeron 10 por ciento a su sueldo (ganan ahora 160 mil pesos mensuales) pero mantienen prestaciones como vehículo y gastos de alimentación por 11 mil 970 pesos, así como seguros de gastos médicos y de separación individualizado.
Dichas ventajas están contenidas en el manual de percepciones 2017, publicado el 1 de febrero en el Diario Oficial de la Federación, y en el que se concreta el acuerdo de reducción de sueldos como medida de austeridad.
En el anexo desaparecen el apoyo de la telefonía celular para los consejeros electorales y el secretario ejecutivo, así como para el contralor general, directores ejecutivos, directores y jefes de unidad técnica, subcontralores y homólogos.
Pero esta prestación sigue vigente para los coordinadores del Registro Federal de Electores, Vocales Ejecutivos locales y homólogos, directores de área de estructura y subdirectores, entre otros mandos medios.
En esa categoría de prestaciones inherentes al cargo se mantiene el vehículo para cada consejero  electoral y el vocal ejecutivo, así como los gastos de alimentación.
Tales facilidades se les otorgan para coadyuvar al mejor desempeño de sus funciones y el cumplimiento de sus responsabilidades.
El manual señala que los gastos de alimentación,  por 11 mil 970 pesos para los consejeros y 6 mil 925 pesos para los mandos superiores son para comidas que se relacionen con la función encomendada, y siempre y cuando se lleven a cabo afuera de las instalaciones del organismo electoral.
Otras ayudas que conservan los consejeros son el seguro de vida institucional de hasta 40 meses de salario y un seguro colectivo de retiro de hasta 25 mil pesos.
El seguro de retiro individualizado es de hasta por 10 por ciento de sus percepciones mensuales.
El Instituto destina una cantidad similar, y al momento de requerirlo se entrega con intereses de las ambas aportaciones.
El manual de percepciones de INE indica que el seguro de gastos médicos mayores incluye al cónyuge e hijos de hasta 26 años, y puede incluir a los padres aportando una cuota mensual para cubrir la prima.
El programa de austeridad no tocó el aguinaldo de 40 días ni los 20 días hábiles de vacaciones, como tampoco una prima vacacional de 10  días, gastos de defunción e incluso una prima quinquenal.
Las medidas de ahorro se extienden a mandos superiores, quienes también redujeron sus ingresos a 142 mil 532 pesos mensuales.
El Instituto reingresará cada mes a la Tesorería de la Federación los recursos derivados dea reducción del salario de consejeros y altos mandos.