Por medio de modificaciones al reglamento de verificación vehicular, la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente ofrecerá a partir de este año una serie de beneficios para propietarios de unidades de motor, que se encuentren en morosidad en dicho trámite, así como para propietarios de autos nuevos y personas de la tercera edad, entre otros más.

Ofelia Castillo Díaz, titular de la dependencia, reconoció que anteriormente las multas por incumplimiento en verificaciones vehiculares resultaban bastante onerosas, por lo que confía que con dicho ajuste el número de trámites se eleve de manera importante.

Las nuevas disposiciones estipulan que la multa por adeudos a partir de 4 o más periodos sin verificación vehicular en autos particulares, pasará de los 5 mil 212 pesos a los 3 mil 475, es decir casi 2 mil pesos menos, además las infracciones serán fijas y no ocasionarán recargos.

De la misma manera, dueños de vehículos con un periodo pendiente de verificación tendrán derecho a un descuento al acudir directamente a las ventanillas de la Proespa.

Por su parte, propietarios de autos nuevos, podrán acudir a su centro de verificación vehicular más cercano incluso después de los 180 días a la entrega de la factura sin hacerse acreedores a ninguna multa por no recoger su holograma incluso hasta por dos periodos más.

Otro de los beneficios que ofrece la Proespa, es que a los autos de uso intensivo que sean convertidos a gas, se les eliminará una verificación como apoyo y reconocimiento por utilizar combustible menos contaminante. Los adultos mayores tendrán derecho a un descuento del 20% sobre el costo de la verificación.

“En este año los costos de las multas bajaron y además quedaron fijos. Anteriormente las multas eran muy elevadas y era pesado pagar más de 5 mil pesos. Apelamos al buen juicio de la ciudadanía y a la responsabilidad ambiental que todos debemos de tener”, expresó la procuradora ambiental.